Una mirada al pasado para avanzar hacia el futuro 

 

Diác. Federico Cruz Cruz
Animador regional de Servir en las periferias en México, Centroamérica y el Caribe

San José, Costa Rica, 1 de abril de 2021

Una mirada al pasado para avanzar hacia el futuro 

En el pasado están el sacrificio, la crucifixión y la muerte… en el futuro está la Resurrección y la Gloria 

Iniciamos las celebraciones de la Semana Santa y en estos días en los que contemplamos el misterio del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús (cfr. Rom 8, 39), también renovamos nuestros esfuerzos de oración y reflexión en torno a la renovación de nuestra Asociación, de la página web y del Informativo Servir en las Periferias… Este proyecto noticioso apunta a anunciar a Jesucristo, vivo, actuante en la Iglesia y en sus ministros. En nuestro caso, como Diáconos, Servidores; es decir, signo y presencia de Cristo Servidor; de manera especial en las periferias humanas, con los más pobres y marginados por la sociedad y por el mundo… Tarea en la que directa o indirectamente participan nuestras esposas y familias. 

Cuando, en esta segunda etapa en que estamos, de lo que fue el Informativo del CIDAL, se impulsó este proyecto evangelizador, llamado “Servir en las Periferias”compuesto por una página web, un Boletín mensual, más una página en Facebook, desde una Asociación amparada en la ley civil…; en sus Estatutos se estableció que sería por un tiempo indefinido… Y este es un reto que queremos mantener y cumplir, animados por la fuerza del Espíritu Santo… Precisamente, como se dijo en el primer editorial del 2015, “de esta invitación a servir en las periferias, recibe el nombre el proyecto que ahora ponemos en marcha diáconos, esposas de diáconos y personas interesadas en el diaconado. 

A la vez, se propusieron como fines de esta Asociación, el favorecer cauces de información y formación sobre el ministerio diaconal, posibilitar un lugar de encuentro entre los diáconos de los países iberoamericanos y otras personas interesadas en el ministerio diaconal Así como poner en funcionamiento la estructura necesaria -Asociación, páginas, Equipo de Redacción, para el desarrollo y publicación del Boletín y su sostenibilidad en el tiempo, respetando la doctrina de la Iglesia Católica en materia de fe y costumbres. 

En el artículo 22 de los Estatutos de la Asociación Servir en la Periferias, dice que “podrán pertenecer a la Asociación aquellas personas con capacidad de obrar que tengan interés en el desarrollo de los fines de la AsociaciónEsto significa la apertura para que muchos otros diáconos, sus esposas y otros interesados en la promoción del ministerio diaconal y en la divulgación de noticias referentes al diaconado puedan asociarse y ser parte de este proyecto, que tiene como meta tender puentes entre todos nuestros países iberoamericanos, y, por qué no, más allá de sus fronteras. 

En este sentido, el artículo 23 de nuestro Estatuto señala que existirán unos llamados socios fundadores, que son aquellos que participaron en el acto de constitución de la Asociación y otros designados como “socios de número, que serán los que ingresen después de la constitución de la Asociación”. El nombre es lo de menos, lo importante es la participación. La fortaleza de la Asociación, para hacer vida lo propuesto en los Estatutos y para dinamizar la comunicación e integración de los diáconos iberoamericanos y sus familias, radica, y en mucho, en el número de sus asociados. 

Por otra parte, en el Editorial del Boletín Informativo 1, del 1°de abril del año 2015, se dijo que “sabemos que servir al estilo de Jesucristo conlleva trabajar por una Iglesia en salida, que sea la gran familia que manifestamos en la plegaria eucarística: una Iglesia que viva en la verdad y en el amor, donde se experimente la libertad, donde se promueva la justicia y la paz, de forma que podamos ser para quienes se acerquen a ella motivo de esperanzaEsto implica un compromiso de apertura de este proyecto y, por tanto, de escucha y de participación de todos aquellos que por la imposición de las manos de un Obispo han sido constituidos ministros del Señor en el grado del Diaconado. Por supuesto, esto involucra a las familias de los diáconos, en especial a las esposas. 

Más aún, queremos mantener viva la memoria de que Servir en las Periferias no nace de la nada, sino que recorre la estela del Informativo CIDALPues fue esa iniciativa de algunos Diáconos, liderados por José Espinós, de Morón, Argentina, la que dio origen a este esfuerzo de comunión y participación diaconal, que se prolongó con la publicación de “noventa y nueve informativos publicados durante seis años, entre el 2007 y el 2013, desarrollándose detrás de cada uno de ellos un trabajo intenso, generoso, realizado con una enorme aplicación, a la que nuestro hermano Espinós dedicó tantísimas horas. 

Se dijo también en aquel primer Editorial de Servir en las Periferias, que “deseamos que quien se acerque a la Web y el Informativo lo sientan como algo suyo, de forma que cada cual pueda aportar lo que considere oportuno, por muy pequeña o sencilla que pudiera parecer su contribución. Y este es el llamado que con fuerza fraternal hoy volvemos a lanzar a todos nuestros hermanos Diáconos de las diversas diócesis de nuestros países: Este proyecto es de todos los Diáconos y, por qué no, de sus familias. Acerquémonos, unámonos, integrémonos, asociémonos y hagamos presencia diaconal y realicemos nuestro servicio eclesial desde cada una de nuestras realidades compartiendo lo que hacemos, las dificultades con que topamos, las alegrías y las penas de cada día. 

Tras estos seis años de andadura del nuevo y renovado proyecto informativo «Servir en las periferias», este va dando sus frutos, los últimos datos de difusión de los que disponemos en la actualidad, nos hablan de varios miles de suscriptores a nivel mundial -especialmente en Iberoamérica-, y de consultas  continuas tanto a la web como al Informativo desde muchos lugares del mundo.

No cabe duda alguna de que el diaconado sigue creciendo cada día. Nos enteramos de nuevas ordenaciones en diferentes países, como España, Brasil y otros Por otra parte, se suscitan encuentros nacionales y regionales del diaconado. Por ejemplo, en Chile y México, entre otros. También se generan reflexiones y propuestas con contenido teológico sobre el diaconado, por parte de Obispos, presbíteros, diáconos… y aún más, de laicos mujeres y hombres– que aprecian nuestro ministerio. Y en la evangelización, se desarrollan diversas experiencias, tanto en el orden de la pastoral, como de carácter misionero. Podemos mencionar, por ejemplo, la organización e impulso de “diaconías de fronterael desarrollo de acciones pastorales en las parroquias a cargo de diáconosla incorporación de diáconos en puestos importantes en Conferencias Episcopales y en Diócesis, etc. 

A la vez que hemos mirado hacia el pasado, hacia los orígenes de “Servir en las Periferias”, hemos querido también ir mirando hacia el futuro; hacia los retos que como informativo y como diáconos nos confrontan y nos exigen una respuesta. 

Como equipo coordinador y animador de este proyecto diaconal, queremos soñar hacia el futuro y comprometernos en la realización de esos sueños. Y queremos hacerlo juntos, unidos con todos los diáconos de Iberoamérica y todas aquellas personas interesadas en el diaconado. 

Percibimos la necesidad de integración de miles de diáconos de nuestros continentes en este proyecto de comunicación, ya sea aportando información, o suscribiéndose y recibiendo el Boletín Informativo de forma gratuita, accediendo a la página web (https://serviren.info/)o a la de Facebook (https://www.facebook.com/Servir-en-la-periferia-102978014868866), solicitando asociarse a Servir en las Periferias, pues la ampliación de la Asociación es necesaria, colaborando con ideas para la dinamización de la página web, interactuando en la página de Facebook por medio de comentarios… de manera que se dé un desarrollo de una diaconía de la información y el intercambio de opiniones” entre los diáconos iberoamericanossus esposas y sus hijos. Por otra parte, se pueden habilitar salas de encuentro por medio de Zoom y otros medios virtuales, de manera que se intercambien opiniones y se fomente la fraternidad diaconal. 

Como equipo animador de este proyecto quisiéramos propiciar un encuentro “abierto” a los diáconos y sus esposas, que quieran compartir durante unas pocas horas en las que nos “abracemos” a la distancia y podamos intercambiar criterios y opiniones sobre temas de nuestro interés, por medio de Zoom o de otra plataforma… Servir en las Periferias debe y quiere rejuvenecerse y abrirse… 

No podemos dejar de mencionar la visita del Papa Francisco a Irak, porque tiene matices que tocan de lleno al ministerio diaconal, pues la Iglesia toda es servidora. Expresaba el Papa Francisco en la conferencia de prensa durante el vuelo de regreso que después de estos meses de prisión, porque realmente me sentía un poco prisionero, esto para mí es revivir. Revivir porque es tocar la Iglesia, tocar el santo Pueblo de Dios, tocar todos los pueblos. Un sacerdote [diácono] se hace sacerdote [diácono] para servir, al servicio del Pueblo de Dios, no por carrera, no por dinero”. […] Es decir, no perder la pertenencia al Pueblo de Dios y convertirse en una casta privilegiada de consagrados, clérigos, cualquier cosa. Por eso, el contacto con el pueblo nos salva, nos ayuda, nosotros damos al pueblo la Eucaristía, la predicación, nuestra función. Pero ellos nos dan la pertenencia. No olvidemos esta pertenencia al santo Pueblo de Dios. Las palabras del Papa son elocuentes por sí mismas. Servir en las Periferias no puede no puede ser un proyecto ajeno a esta dimensión eclesial… 

Otros temas sobre los que el Papa ha levantado la voz durante el mes de marzo son: la migración como un derecho humano que no está siendo reconocido por los países; los desafíos pastorales después de la pandemia del COVID-19; el acceso al agua como un derecho humano, de manera que se evite el desperdicio, la mercantilización y la contaminación de los mantos acuíferos.  

Queremos cerrar este editorial con lo que respondió el Diácono Roque Victorio Gencarelli, de la ciudad Coronel Pringles, Argentina, al ser entrevistado, (publicado en Servir en las Periferias el 2 de marzo del 2021). He aquí la pregunta: ¿Qué es lo que más le gusta de ser Diácono? Y él respondió: Lo mejor de desempeñarte como Dcono, es el servicio, y el poder ayudar. A veces hay piedras en el zapato como en todos lados, lo importante es no quedarse, hay que seguir caminando. Vas a encontrar espinas, y piedras en el camino,  pero hay que seguir caminando. 

Por el Equipo de Redacción: Diác. Federico Cruz Cruz, San José, Costa Rica. 

  

One thought on “Una mirada al pasado para avanzar hacia el futuro 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.