¡Gracias!

Diác. Gonzalo Eguía

Coordinador de Servir en las periferias

Bilbao, España, 1 de abril de 2022

 

¡Gracias!

 

Hace un año, desde esta misma tribuna, el Equipo de Coordinación y Redacción hacíamos llegar a quienes recibís el Informativo la necesidad de renovar y fortalecer la red de corresponsales regionales, nacionales y diocesanos. Tras el discurrir de este año esta necesidad no ha encontrado respuesta.

En la última reunión del Equipo de Coordinación y Redacción, llevada a cabo este mes de marzo que acaba de terminar, constatamos que “Servir en las periferias” nació hace ahora siete años con el deseo de ser un proyecto de equipo que ayudase a hacer red, tras este año comprobamos que quienes llevamos este proyecto adelante seguimos siendo los mismos.

También reflexionamos sobre cuál podía ser el mejor medio a utilizar para cumplir con los objetivos que dieron origen a “Servir en las periféricas”, y anteriormente al informativo CIDAL. Con alegría constatamos que van surgiendo diversas ofertas de comunicación e información en el ámbito diaconal iberoamericano, que subrayan la necesidad de repensar el cómo servir más y mejor.

Por esta razón, en la reunión del Equipo se tomaron tres decisiones: solicitar la convocatoria de la Asamblea de socios de la Asociación Internacional “Servir en las periferias” para que estudie el futuro de este medio informativo y formativo, dejar de editar el Informativo mensual hasta que la Asamblea de socios decida al respecto, y dejar abierta la web, tanto por la importancia de los archivos que contiene, referidos a los últimos quince años, como para hacernos eco de artículos y noticias de singular importancia para el ministerio diaconal.

Invitamos a quienes todavía no os habéis asociado a la Asociación a hacerlo enviándonos un email a la dirección servirenlasperiferias@hotmail.com ,  de esta forma podréis colaborar en esta nueva fase.

En esa misma dirección podéis hacer llegar vuestras opiniones, y enviar artículos que consideréis que tienen un interés especial para ser publicados.

Termina por tanto un periodo de siete años, fruto del cual se han editado diariamente noticias en relación con el ministerio diaconal en el ámbito Iberoamericano -más de 3.000-, recogidas en 85 informativos.

Este último Informativo puede ser una buena muestra de la vida del ministerio diaconal en Iberoamérica, en el mismo se recogen noticias sobre ordenaciones numerosas en varias diócesis, ofertas formativas de   Escuelas diaconales para candidatos al diaconado y para diáconos, experiencias pastorales ejercidas por diáconos en variados campos, encuentros oracionales y formativos con esposas de diáconos, y se anuncia también el Primer Coloquio Iberoamericano de diáconos permanentes que se llevará a cabo el próximo mes de octubre en la República Dominicana.  Si, el ministerio diaconal está vivo y se está desarrollando en multiplicidad de servicios a la iglesia y al mundo.

Como dice Miguel de Cervantes en el “Quijote de la Mancha”: “De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben, y uno de los pecados que más a Dios ofende es la ingratitud”. Llega pues el momento de dar gracias por estos años de trabajo en favor de la información y formación del ministerio diaconal iberoamericano.

Gracias en primer lugar al Señor que nos ha mantenido en su servicio, el ha permitido relacionarnos en este proyecto a diáconos, esposas y personas interesadas en el ministerio diaconal de tan diversos países. Él ha hecho que se acreciente en nosotros la amistad y fraternidad. Ha levantado nuestro ánimo cuando este flaqueaba, y nos ha hecho gozar al dar a conocer la riqueza del ministerio diaconal. Gracias por que nos ha acompañado en todo momento y nos ha ayudado a prestar este proyecto en comunión con nuestra madre la Iglesia. ¡Gracias Señor!

Gracias por lo que esta experiencia nos ha permitido aprender y experimentar. Hemos sido testigos de la diversidad y peculiaridades del ministerio diaconal en nuestra querida Iberoamérica, de la innumerable variedad de servicios que los diáconos prestan en las iglesias locales. Narradores de los esfuerzos formativos de tantas Escuelas diaconales. Cronistas de tantas acciones y reflexiones promovidas por las esposas de los diáconos. Apuntadores de tantos libros, estudios, reflexiones… sobre el diaconado.

Gracias también por algo ya señalado, porque estos años han hecho posible que los lazos de fraternidad que teníamos muchos de los que hemos dedicado tiempo a “Servir en las periferias” se hayan reforzado, también por que nos ha ofrecido la oportunidad de conocer e relacionarnos con nuevos hermanos y hermanas.

Gracias a los miembros que han pasado por el Equipo de Coordinación y Redacción, especialmente a Montserrat Martínez, Federico Cruz, José Espinos, Mario Henrique Pinto, Juan Múgica, Víctor Loaiza y José Rodilla.

Gracias a los corresponsales regionales, nacionales y diocesanos que habéis ejercido vuestra tarea con responsabilidad en algún momento de estos siete años.

Gracias a los colaboradores asiduos que habéis sacado un rato en vuestra apretada agenda para escribir sobre temas variados relacionados con el ministerio diaconal, sería imposible nombraros a todos, permitirnos pues que en nombre de todas y todos recordemos a dos: un agradecimiento al diácono Joaquim Armindo que se ha hecho presente quincenalmente con sus artículos en la lengua hermana portuguesa, y al diácono Miguel Ángel Parra que lo ha hecho desde Chile, en el lenguaje universal de la poesía.

Gracias también a los socios y socias de la Asociación Internacional “Servir en las periferias”, así como a sus Juntas Directivas, de forma especial en las personas de Juan Múgica, Iñaki Santos, Miguel Ángel Rodríguez y Aurelio Ortín. Desde vuestro trabajo en la Asociación habéis hecho posible la obtención los recursos para que la web y el Informativo pudieran mensualmente llegar a cada hogar.

Permitirme una humilde acción de gracias. Gracias a Belén, mi esposa, y a mis hijos. Ellos han compartido conmigo la ilusión y la entrega a este proyecto, y han comprendido que no estuviera en algunos momentos de la vida familiar para poder responder con responsabilidad y honestidad a lo que en casa conocemos como Serviren.

Al igual que hace siete años tomamos el relevo del Informativo CIDAL, ahora nos toca parar, evaluar, tomar perspectiva y renovar con ilusión los objetivos por los que comenzamos a trabajar:  nuestra opción de “favorecer cauces de información y formación sobre el ministerio diaconal”, seguir posibilitando lugares “de encuentro entre los diáconos de los países iberoamericanos y otras personas interesadas en el ministerio diaconal”, así como “facilitar el intercambio de experiencias pastorales en el ámbito diaconal”. Seguro que, con la ayuda de Dios, e interactuando con otros proyectos se podrá llegar a buen puerto.

Servir en las periferias comenzaba en el ambiente litúrgico de la Pascua del año 2015, cerramos esta fase a punto de introducirnos en la de este año 2022. Al Señor resucitado, actuante en medio de este mundo que busca la Paz, encomendamos los proyectos, los anhelos, las esperanzas de tantos hombres y mujeres buenos, también a de los diáconos, sus esposas y familias de nuestra amada Iberoamérica.

En nombre del Equipo Coordinador y Redactor, un abrazo fraterno.

Gonzalo Eguía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.