Oración fuerte

Oración fuerte

 

Hágase tu voluntad, tu voluntad más hermosa,

tu voluntad más bendita, en nuestra hija amorosa.

Hágase tu voluntad, de tu infinita bondad,

de tu gran misericordia, pues tu vida nos levanta.

 

Dios de amor y de alegría, danos tu agua y vertiente,

danos tu pan y tu dicha, danos tu vino de amor.

 

Sana su cuerpo y su mente, del dolor, de la tortura,

dale salud de la tuya, de la que nos hace vivir.

 

Saca lo malo y salva lo bueno,

cura con tu mano santa,

devuelve su vista y su voz, ´

para que vuelva a cantarte.

 

Gracias por tu cariño,

sánala con tu mano,

te lo pido, como un niño,

oh, Jesús, como tu hermano.

 

Hágase tu voluntad, tu voluntad más hermosa,

tu voluntad más bendita, en nuestra hija amorosa.

Hágase tu voluntad, de tu infinita bondad,

de tu gran misericordia, pues tu vida nos levanta.

 

Diácono Miguel Ángel Herrera Parra, Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.