Mons. Lugones recuerda que el diácono debe servir y entregarse a los pobres

  • No
Tras dos años sin poder hacerlo, el obispo de Lomas de Zamora se reencontró con los diáconos permanentes y transitorios de la diócesis para presidir la misa de la fiesta litúrgica de San Lorenzo.

En la víspera de la fiesta litúrgica de San Lorenzo, diácono y mártir, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, se reencontró -luego de dos años, de manera conjunta- con los diáconos permanentes y transitorios de la diócesis.

La misa tuvo lugar en la catedral Nuestra Señora de la Paz y fue concelebrada por el obispo auxiliar, monseñor Ignacio Medina, y los sacerdotes presentes.

En su homilía, monseñor Lugones dijo que “la vida del diácono Lorenzo fue un entregarse y vaciarse de sí mismo para servir y entregarse a los pobres”, y por ello destacó: “Nosotros hemos tenido la generosidad de entregarle al Señor nuestra vida en este ministerio, y por eso nos ayuda a reflexionar cómo cómo estamos viviendo el ministerio diaconal”.

En la celebración, se rezó especialmente por la vida y misión de los diáconos permanentes, por el eterno descanso de los fallecidos en el último tiempo: Roberto Bassetto, José Fernández, Juan Carlos Varela, Juan Noguera, Víctor Bonelli, Américo Mazzitelli, Carlos Rodriguez y Raúl Iglesias; y por los diáconos transitorios en orden al sacerdocio: Matías Carrizo, Fernando

Fuente: auca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.