Inogés, la teóloga española que abrió el Sínodo: «Creo firmemente que el celibato debería ser opcional»

inogés sínodo celibatoCristina Inogés durante la apertura del sínodo.

“Creo, firmemente, que el celibato debería ser opcional, pero mientras esa situación no cambie las reglas del juego son las que son y hay que aceptarlas sin interpretaciones”. Así de clara se mostraba en su tribuna en Vida Nueva la teóloga Cristina Inogés Sanz, a la que conocerán por haber sido elegida por el Vaticano para dirigir uno de los dicursos de apertura del Sínodo de la Sinodalidad el pasado mes de octubre.

Su comentario sobre el celibato lo escribe en un artículo en el que, a raíz de la renuncias del obispo de Solsona y del arzobispo de París, aprovecha para señalar la importancia del «acompañamiento» en los sacerdotes y obispos. «Son dos casos muy distintos porque son dos personas muy distintas. Sin embargo, en el trasfondo de la situación hay una realidad que los iguala, que puede sorprender, pero que negarla y, sobre todo, que no sirva de escarmiento es lo realmente preocupante. Esta realidad es que los dos obispos son, ante todo y primeramente, víctimas de sí mismos y de una estructura que hace aguas por todas partes», escribe la teóloga.

Inogés se hace varias preguntas: «¿qué tipo de acompañamiento han tenido estos dos obispos, el español y el francés, para terminar como han terminado? ¿Nadie a su alrededor captó ninguna señal? Esto de por sí, ya sería muy grave, pero, como todo, puede empeorar si la pregunta es otra, ¿acaso no eran acompañados por nadie? Y, yendo un poco más lejos, ¿el clero, en general, por quién es acompañado? Porque se hable o no de ello, la soledad también se vive entre el clero y entre los obispos».

Esta teóloga, que ha ido ganando peso dentro de la Iglesia en los últimos años, llegó a afirmar en una entrevista que “es de agradecer el trabajo de la Iglesia en Alemania, su profundidad en la sinodalidad, ya que no tienen problemas al plantear determinadas cuestiones y que lo hacen sin miedo”. Para Inogés-Sanz, “los obispos norteamericanos representan un problema mucho más profundo y más serio a nivel teológico que los alemanes. Pero muchísimo más. Una Iglesia que se apoya en ideologías y lobbys económicos e ideológicos, sea los que sea para ser más fuerte y manifestar una forma de poder perverso, es una Iglesia que ha perdido el rumbo absolutamente. Esto me parece mucho más peligroso que lo que hace la Iglesia de Alemania”.

Hace unas semanas, Inogés compartía una publicación en sus redes sociales donde confirmaba su participación en una jornada de retiro y reflexión con la «comunidad de Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales LGTBI + H. Asociación de Diversidad Sexual», más conocido como CRISMHOM.

La teóloga ha manifestado en alguna ocasión su posición favorable a la ordenación de mujeres. “Desde el momento que existe el diaconado permanente masculino, es decir, el diaconado que no está encaminado al sacerdocio, no entiendo por qué no hay mujeres que puedan acceder a ese mismo diaconado. Respecto al sacerdocio, siempre defenderé que las mujeres pueden ser sacerdotes”, señaló la teóloga en una entrevista.

A finales de noviembre, siguiendo su línea más protestante que católica afirmó a través de sus redes sociales que “es necesario revisar la teología de todos los sacramentos. Con toda naturalidad y con toda tranquilidad”.

Pedro Castelao, profesor de teología de la Universidad Pontificia Comillas y director de la revista Encrucillada lanzó la siguiente pregunta en Twitter: “La mayoría de las parejas de novios viven juntos antes de casarse. Es algo que se impone de forma masiva. Se justifica con esta razón: la convivencia es indispensable para conocer al otro. Pregunto, únicamente: ¿Sería posible integrar esta realidad en una teología del matrimonio?”. Inogés respondió: “Es necesario revisar la teología de todos los sacramentos. Con toda naturalidad y con toda tranquilidad”.

INFOVATICANA – Religión y Persona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.