El ahora administrador apostólico de Río Gallegos, obispo electo de San Martín, monseñor Miguel Ángel D’Annibale, ordenará dos diáconos permanentes para la diócesis. Se trata de José Ignacio Fleytas y César Fernando Riquelme, que eligieron como lema “Haremos todo lo que nos ordenes e iremos donde nos mandes”.

La celebración será el 10 de agosto a las 20 en el santuario San Cayetano, ubicado en Jofré de Loaiza y Santa Fe, de la ciudad de Río Gallegos.

Los futuros diáconos invitaron a la comunidad a rezar por ellos, para que puedan ser buenos servidores de sus hermanos.