Diaconado permanente en el Anuario Pontificio 2022 y Anuario Estadístico Eclesiástico 2020

Diáconos permanentes

Los diáconos permanentes constituyen el grupo con mayor evolución en el tiempo: de 48.238 en 2019 pasan a 48.635 en 2020, con un incremento relativo de casi el 1%. Sin embargo, las tasas de cambio siguen siendo diferentes entre las distintas zonas continentales. Crecen en el continente americano, donde la dinámica se sostiene: en 2019 este continente tuvo 31.668, mientras que en 2020 la cifra se eleva a 32.226. Hay un ligero descenso en Europa, donde su número se redujo en el periodo de dos años de 15.267 a 15.170. En África, Asia y Oceanía, donde el número global de diáconos aún no alcanza el 2,5% del total, disminuyen casi un 5%, hasta 1.239 en 2020. No hay cambios significativos en la distribución territorial de los diáconos durante el periodo examinado: sólo hay un ligero aumento en el número relativo de diáconos en América y una disminución en Europa.

 

Católicos bautizados

Los católicos bautizados pasan de 1.344 millones en 2019 a 1.360 millones en 2020, con un incremento absoluto de 16 millones, aproximadamente +1,2%. Confrontando estos datos con la evolución de la población mundial, que pasó en el mismo periodo de 7.578 a 7.667 millones, se observa que la incidencia de los católicos sobre la población mundial es igual, en ambos años, al 17,7%. Si, por tanto, la presencia relativa de los católicos no cambia a nivel de todo el planeta, la situación es muy diferente en los distintos continentes: en algunos, el aumento relativo de los católicos entre 2019 y 2020 resulta significativo; en otros, mucho más contenido. En particular, en Asia se asiste a un incremento importante de +1,8% (en modo particular en el área del sudeste pese al descenso en Medio Oriente) y en África un aumento máximo del +2,1%. En el extremo opuesto, en Europa se evidencia un aumento de apenas el 0,3%.

Mirando el número de católicos de las diversas áreas continentales sobre el total mundial, se confirma la tendencia hacia un aumento del peso del África, cuyos católicos aumentan del 18,7% en 2019 al 18,9% del 2020, sobre la base mundial. En cambio, se confirma el descenso en Europa, cuyo porcentaje sobre el total mundial cae casi un quinto de punto porcentual en 2020, del 21,2% de 2019. En 2020, América sigue siendo el continente al que pertenece el 48% de los católicos del mundo. De ellos, casi el 28% está presente en Sudamérica. Por último, la incidencia en el mundo católico del continente asiático parece crecer moderadamente, que, con un peso del 59% sobre la población mundial, se mantiene alrededor del 11% en lo que respecta a los católicos. La incidencia de los católicos bautizados en Oceanía sobre el total mundial se mantiene estable, aunque solo sea del 0,8%.

 

Sacerdotes

A finales de 2020, había 410.219 sacerdotes, tanto diocesanos como religiosos, en todas las circunscripciones eclesiásticas del mundo católico, lo que supone un descenso de 4.117 respecto al año anterior. La comparación con 2019 muestra, en cuanto a la distribución territorial, que en América del Norte y Europa se ha producido un descenso de 1.114 y 4.374, respectivamente; el descenso en América del Norte se contrarresta también con un descenso en el resto del continente americano de 307; en Oceanía el descenso en el bienio considerado es de 104. Por el contrario, se produjeron aumentos significativos en África (+1.004) y Asia (+778). Los cambios en términos relativos entre 2019 y 2020 son todos significativos. Sin embargo, se confirma que la presencia más numerosa se da en Europa y América (donde viven el 40 y el 29,3% de los sacerdotes del planeta en 2020, respectivamente), seguidos a gran distancia por Asia (17,3%), África (12,3%) y Oceanía (1,1%).

En referencia al peso de los distintos continentes de los sacerdotes, en los dos últimos años, se observa que Europa, si bien ostenta la mayor cuota, ve disminuir el número de sacerdotes sobre el total mundial: en 2019 los más de 168.000 sacerdotes representaban algo menos del 41% del total del colectivo eclesiástico, mientras que un año después bajan, como ya se ha señalado, a una cuota del 40%. África y Asia, por su parte, ganan terreno y juntos representan casi el 30% del total mundial, frente al 28,9% de 2019. América alcanza una fracción del 29,3% en 2020, con un ligero descenso de su cuota, mientras que Oceanía se mantiene relativamente estable con algo más del 1%.

Un examen de la relación entre el número de sacerdotes y el número de católicos revela claramente un desequilibrio entre la demanda y la oferta de servicios pastorales. La carga pastoral global, debido al diferencial de crecimiento demográfico entre las distintas áreas territoriales, aumenta en el bienio de 3.245 católicos por sacerdote en 2019 a 3.314 en 2020. Sin embargo, el tamaño de la proporción parece ser muy diferente de un continente a otro. En 2020, frente a los 1.746 católicos que de media gravitan sobre cada sacerdote en Europa, habrá 5.089 en África y 2.086 en América, y estos valores dan una idea de la diferente estructura de la relación entre sacerdotes y católicos en las distintas áreas territoriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.