Tres nuevos diáconos en la archidiócesis de Oviedo, España

«Dios ha puesto en sus manos una misión preciosa y audaz»

«Dios ha puesto en sus manos una misión preciosa y audaz»

Este domingo, solemnidad de Pentecostés, la Catedral de Oviedo acogía la celebración de las ordenaciones presbiterales y diaconales de este año.

Marcos Argüelles y Arturo José Matías fueron ordenados sacerdotes, mientras que David Álvarez, Natanael Valdez y Pedro Martínez Serrano, diáconos transitorios. Además, los laicos Artemio Grande, Xicu Firmu Duque y José María Laredo, se ordenaron diáconos permanentes, y con ellos, son ya doce los diáconos permanentes en nuestra diócesis.

Acompañados por familiares y amigos y unos cincuenta sacerdotes diocesanos, la celebración transcurrió desde las siete y media de la tarde hasta casi las diez de la noche, y fue retransmitida en directo a través del canal de YouTube de la diócesis.

«No son funcionarios que amplían la plantilla de los que se dedican al servicio pastoral. No son advenedizos que se cuelan con pretensión donde nadie les convoca. Son simplemente unos cristianos que han recibido una llamada como ulterior concreción de su bautismo. Y al igual que aquellos discípulos en el Cenáculo del Pentecostés de hace veinte siglos, también a ellos les acontece la irrupción del Espíritu Santo en su juventud de diferente edad. Podrían haberse dedicado al quehacer tranquilo de sus días y, sin embargo, se han dejado llamar por Dios que se cruzó en sus vidas que ha puesto en sus manos una misión preciosa y audaz», señaló el Arzobispo, Mons. Jesús Sanz, en su homilía, en la que también recordó que su ordenación «Es una inmensa alegría que llena de esperanza. Dos sacerdotes y seis diáconos. Todos ellos, cada cual con el matiz vocacional de su llamada, se ponen al servicio de los demás como ministros de la Buena Noticia que anunciarán de muchas formas como ministros del Señor».

Web de la archidiócesis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.