Editorial Informativo Nº 1, 1 de Abril de 2015, Año I

SERVIR EN LAS PERIFERIAS

Diác. Gonzalo Eguía

Coordinador de Servir en las periferias

Bilbao, España,

1º de abril de 2015

 

El veintiuno de noviembre del pasado año celebrábamos el cincuentenario de la promulgación de la Constitución dogmática Lumen Gentium. En su número 29 el Concilio restablecía el ministerio diaconal como grado propio y permanente orientándolo al Servicio del Pueblo de Dios.

 

Casi cincuenta años después, comenzando su pontificado el primer papa latinoamericano, en el paseo marítimo de Copacabana, Río de Janeiro, el Papa Francisco resumía en tres palabras la invitación que hoy nos sigue haciendo el Señor: “Vayan, sin miedo, para servir”1.

 

 

Todas las mujeres y hombres que hemos tenido la dicha de encontrarnos con Cristo Resucitado, nos sentimos convocados a testimoniar con alegría este encuentro, sirviendo cada día a nuestros hermanos y hermanas, mostrándoles el rostro amoroso y misericordioso de Dios, de forma especial a quienes viven en el desconocimiento de este amor, a quienes viven en la pobreza y la marginación, en la soledad y el desamparo, en la explotación o la depresión. Solo una Iglesia samaritana y servidora de la humanidad puede mostrarse como la esposa fiel del Señor, pues una Iglesia que no sirve, no sirve para nada.

 

Sabemos que servir al estilo de Jesucristo conlleva trabajar por una Iglesia en salida, que sea la gran familia que manifestamos en la plegaria eucarística: una Iglesia que viva en la verdad y en el amor, donde se experimente la libertad, donde se promueva la justicia y la paz, de forma que podamos ser para quienes se acerquen a ella motivo de esperanza. Pues sabemos que solo podemos ser fieles servidores y servidoras del Evangelio de Jesús si compartimos “en el amor las angustias y tristezas, las alegrías y esperanzas de todos los seres humanos, y así les mostremos tu camino de reconciliación, de perdón, de paz…”2.

 

El mismo Papa Francisco a lo largo de estos dos años de pontificado ha señalado reiterativamente el destino de ese servicio cristiano: “todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”3.

 

Servir en las periferias se convierte así en una llamada evangélica apremiante para todo hombre y mujer que desea seguir a Jesucr
isto y desea también hacerle presente en medio de este mundo por su testimonio personal.

 

De esta invitación a servir en las periferias, recibe el nombre el proyecto que ahora ponemos en marcha diáconos, esposas de diáconos y personas interesadas en el diaconado. Sus objetivos y fines pretenden facilitar la información, la formación, el posibilitar un lugar de encuentro, y el intercambio de experiencias, en relación con el ministerio diaconal, especialmente en el ámbito Iberoamericano.

 

Con dos sencillos instrumentos pretendemos llevar adelante esta empresa: una Web – https://serviren.info- y un Informativo. La Web está activa para el uso público desde el día de hoy, podéis registraros en la misma. A su vez podéis registraros también para poder recibir el Informativo, que en este primer momento tendrá una periodicidad mensual. Quien tenga algún interés sobre el ministerio diaconal es destinatario de estos dos instrumentos. Quien tenga cualquiera aportación lo podrá hacer de la forma como se señala en la Información final de este Informativo.

 

Servir en las periferias no nace de la nada, recorre la estela del Informativo CIDAL. Noventa y nueve informativos publicados durante seis años -2007 a 2013-, detrás de cada uno de ellos un trabajo intenso, generoso, realizado con una enorme aplicación, a la que José Espinós dedicó tantísimas horas. Quienes ponemos en marcha este nuevo proyecto deseamos tributarle un sentido homenaje de reconocimiento y gratitud ¡gracias!. Junto a él también, a todos los referentes –nacionales y diocesanos- que prestaron su servicio.

 

Con este primer número de Servir en las periferias se abre un nuevo camino que se nos invita a recorrer. Deseamos caminarlo en equipo, acompañados. Después de un tiempo de discernimiento hemos constituido un equipo de coordinación y redacción compuesto por siete personas. Trece corresponsales nacionales garantizarán la coordinación en cada uno de sus países, en la espera de que todas las naciones de Iberoamérica puedan contar con su propio corresponsal. Una red de corresponsales diocesanos posibilitará que la realidad del diaconado de las iglesias locales pueda ser conocida y compartida. Estamos convencidos de que esta nueva aventura informativa que ahora comenzamos solo será posible si constituimos un equipo sólido. Deseamos que quien se acerque a la Web y el Informativo lo sientan como algo suyo, de forma que cada cual pueda aportar lo que considere oportuno, por muy pequeña o sencilla que pudiera parecer su contribución.

 

Cuatro elementos componen la imagen de Servir en las periferias: la Virgen de Guadalupe, la bola del mundo, viéndose el continente americano incluido en un corazón en el que se inserta la estola al estilo diaconal. Pedimos a María, la madre del Señor y nuestra, que proteja nuestro proyecto y nuestra opción de servir en las periferias, de poner el corazón de Jesucristo en nuestro mundo, por medio del ministerio diaconal que inmerecidamente la Iglesia nos ha confiado.

 

Se publica el primer número del Informativo el día de miércoles  santo, caminamos hacia la Pascua del Señor, a Él le pedimos que nos acompañe para que podamos ser un medio evangelizador.

 

En nombre del Equipo Coordinador y de Redacción, un abrazo fraterno.

 

Gonzalo Eguía.

 

[1] Francisco, Homilía durante la Santa Misa para la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, Paseo marítimo de Copacabana, Río de Janeiro (28 julio 2013)

[2] Plegarías Eucarísticas Vb y Vc

[3]Francisco, Exhort. ap.Evangelii Gaudium (24 noviembre 2013), 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.