"Nos amó y se entregó por nosotros"

En este día de Jueves Santo, día del amor fraterno, día de instauración de la Eucaristía, día del Orden Sacerdotal (Episcopado, Presbiterado y Diaconado), todo se refiere a un amor entregado y total, a un lavatorio de pies humilde y servicial, a un pan y vino inmolados. Todo se refiere a «Servir» y «Entregarse».

Desde «Servir en las periferias» deseamos a quienes siguen nuestra Web e Informativo un profundo Triduo Pascual, que conmemorar estos días santos nos haga reactivar en nuestra vida el seguimiento de quien «nos amó y se entregó por nosotros», especialmente en las vidas rotas y sufrientes de nuestros hermanos y hermanas.

 

«La Iglesia nace en el lavatorio de los pies»

«Casi es una ironía: Jesús se quita el manto del poder y se ciñe la toalla de esclavo para lavar los pies a sus discípulos. El poder, Pedro, no quiere saber nada: tú no me lavarás los pies jamás.

El lavatorio de los pies ha quedado casi como un fósil litúrgico en el Jueves Santo, pero es un momento fundacional                                           de la comunidad cristiana. Una Iglesia en la que se viva en una dialéctica de poder,                                        no es la Iglesia de Jesús». (Tomas Muro)

 

En nombre del Equipo de Coordinación y Redacción, os deseamos un fructífero Triduo Pascual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.