Los diáconos de Paris renuevan sus promesas en la Misa Crismal en Saint Sulpice, tras el incendio en Notre Dame

Tras el incendio de la catedral de Notre Dame en París, el pasado 15 de abril, la celebración de la Misa Crismal tuvo lugar ayer en la iglesia de Saint Sulpice.

Los diáconos renovaron las promesas diaconales durante la Celebración, como también hicieron los obispos y presbíteros presentes.

En su homilía, el obispo de Paris, Monseñor Aupetit se dirigió a diáconos: «Y ustedes, hermanos diáconos, recuerden siempre con su vida y el don de ustedes mismos en este servicio que todos somos siervos humildes, especialmente aquellos que tienen la misión de guiarnos al ser configurados para Cristo el Buen Pastor. Es decir, nosotros los obispos»

Además Monseñor Aupetit afirmó que la catedral de Notre Dame “está arrodillada” porque “sabemos que es mucho más que un montón de piedras”, pero “revivirá”. “¿Cuál es la diferencia entre un montón de piedras y una catedral? –prosiguió– Es la misma diferencia que entre un grupo de células y una persona humana. En una catedral o en una persona humana, hay un principio de organización, un principio de unidad, una inteligencia creativa. La otra cosa que une a la catedral y a la persona humana es la unción que pueden recibir para manifestar una trascendencia, una presencia divina que les da un carácter sagrado”.

Reconstruiremos la catedral

El arzobispo de París recordó el uso del crisma en la consagración del altar y en las cruces de las paredes de la catedral, aunque destacó lo importante de la gente. “Esta catedral está habitada por un pueblo. Pero no sólo está habitada por los que la rezan o la visitan. Ella es el recipiente de una presencia. Es la casa de Dios y por eso es la casa de todos”, recalcó.

“Reconstruiremos la catedral”, sentenció el obispo agradeciendo “la extraordinaria oleada de generosidad generada por el fuego que la destruyó parcialmente” y haciendo una comparación con la Pascua y la resurrección. Una resurrección que espera no solo en las piedras, sino en toda la comunidad cristiana parisina para que esta demuestre ser “piedra viva”.

Fuente https://www.paris.catholique.fr
https://www.vidanuevadigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.