La diócesis de Quilmes -Argentina- tiene tres nuevos diáconos permanentes

El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, ordenó el lunes 16 de agosto, tres diáconos permanentes para la diócesis.

La ceremonia tuvo lugar en la catedral Inmaculada Concepción y estuvo concelebrada por el obispo electo de Avellanda-Lanús, monseñor Marcelo Margni, sacerdotes y diáconos de la diócesis, y un grupo reducido de familiares y amigos de los nuevos diáconos. Fue transmitida en vivo por YouTube y Facebook.

Quienes recibieron el diaconado permanente son Mariano Walter San Zacarías, Daniel Horacio Derrico y Raúl Amancio Roldán, que eligieron como lema de ordenación “y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos” (Mc. 10, 44).

En la homilía, monseñor Tissera dijo a los nuevos diáconos : “Hoy la Iglesia de modo solemne los ha presentado llamándolos por sus nombres. Jesús hoy los elige por medio del obispo y los consagra en el orden diaconal. El ‘sí’ que ustedes dan hoy, los compromete a servirlo en sus hermanos».

«Esta pandemia ha golpeado duro a toda nuestra sociedad. Hay mucho sufrimiento y mucha pobreza. Les toca iniciar el ministerio en un momento donde deben prevalecer en todos nosotros los sentimientos de Jesús que se encuentra con la multitud que lo busca con hambre; mujeres y hombres agobiados y a la vez esperanzados», advirtió.

«Estamos llamados a hacer presente a Jesús que mira con compasión. Mientras nos dejamos curar nuestras heridas por nuestro Buen Samaritano, nos ponemos al servicio de quien nos pueda necesitar, sanando las «heridas con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza»».

 

Luego de la homilía, el obispo les impuso las manos elevando la plegaria de ordenación y dio lugar para que los familiares y amigos de cada uno los revistan con la estola y la dalmática, vestimenta característica que representa el reinado de Cristo. Luego, les entregó el Evangelio y unos recipientes para el lavatorio de pies, como símbolos de su servicio.

El presbítero Lucio Carvalho Rodrigues, en representación del canciller de la diócesis, presbítero Armanodo Dessy, leyó los decretos que definen las comunidades parroquiales donde cada uno de los diáconos recién ordenados ejercerá su Ministerio.

El diácono Daniel Horacio Derrico lo hará en la parroquia Inmaculado Corazón de María, de Florencio Varela. El diácono Raúl Amancio Roldán, en la parroquia Nuestra Señora de la Paz, de Florencio Varela. Y el diácono Mariano Walter San Zacarías, en la parroquia María Auxiliadora, de Bernal.

Sobre el final de la celebración, los diáconos tomaron la palabra y agradecieron a sus familias, a sus formadores de la Escuela Diaconal San Lorenzo Mártir, a los sacerdotes de clero, a los obispos de Quilmes y a las comunidades de origen de cada uno y en las que están trabajando.

Monseñor Tissera recordó al diácono fallecido por coronavirus, Hernán Rollano, y pidió por las familias de los diáconos: «Que María y San José cuiden de sus esposas e hijos. Que en sus hogares reine siempre la concordia y la paz. Gracias a ellos por acompañarlos a ustedes en el discernimiento de la vocación diaconal, y en el ministerio que desempeñarán en las comunidades”.

aica.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.