La Asamblea Plenaria Ordinaria de la Conferencia Episcopal Uruguaya recibe aporte de la situación del diaconado permanente.

Del 6 al 12 de abril, los obispos del Uruguay realizaron la Asamblea plenaria ordinaria de la Conferencia Episcopal, en la que asumió sus funciones el nuevo Consejo Permanente y los responsables de todos los departamentos y comisiones elegidos en la asamblea de noviembre del año pasado.

Al comienzo del encuentro se hizo presente el nuncio apostólico monseñor George Panikulam, quien dialogó con los obispos sobre temas de interés para la Iglesia en el Uruguay.

Durante el curso de la asamblea los obispos recibieron a los delegados de los diáconos permanentes-

Los obispos escucharon también a representantes de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE),  a los responsables del Centro de estudio y difusión de la doctrina social cristiana (CEDIDOSC), y a representantes de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil. Con  el aporte de la licenciada Carolina Ferreira, los prelados tuvieron la oportunidad de observar, en el curso de la reunión, la realidad social y económica del país.

Además se  analizó la carta del embajador uruguayo ante la Santa Sede, en la que pide el consentimiento de la Conferencia Episcopal para buscar en los archivos vaticanos datos sobre los detenidos desaparecidos durante el tiempo del gobierno de facto en el Uruguay, a lo que los obispos respondieron favorablemente.

En el curso de la asamblea se trató el tema de las denuncias sobre abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes o consagrados en la Iglesia.

Enlace a la noticia