Diócesis de Ourense, España: Ordenación del primer diácono permanente de la diócesis

El Sr. Obispo ordenará al primer Diácono Permanente al servicio de nuestra Diócesis

El domingo 31 de marzo a las 18:30 horas en la Catedral el Sr. Obispo ordenará al primer Diácono Permanente al servicio de la Diócesis de Ourense: D. José María Gómez Melón, natural de Santa Ana de Chaodarcas. Él ha querido explicarnos en qué consiste la figura del Diácono Permanente: «La doctrina catolica determina que el diaconado es un grado de servicio, que viene establecido desde el tiempo de los apostoles. Las funciones de los diáconos en la Iglesia son: proclamar el Evangelio y asistir al Altar, administrar el sacramento del Bautismo, presidir la celebracion del sacramento del Matrimonio, celebrar exequias, llevar la comunión a los enfermos, bendecir, celebrar la Liturgia de la Palabra en ausencia del sacerdote, impartir Catequesis, asistir a los necesitados, dirigir la administración de alguna parroquia en colaboración con un sacerdote… Para ello nos formamos durante aproximadamente cinco años, con un curso propedeutico, tres cursos de estudio del grado de bachillerato en Ciencias Religiosas y un período de pastoral. Antes de la ordenación se reciben los ministerios de Acólito y Lector.

En lo que se refiere al estado de vida, quienes han sido llamados en su juventud al diaconado permanente han de guardar el celibato. Cuando se trata de hombres casados, son promovidos al diaconado quienes tras unos años de vida marital tienen una familia con una vida verdaderamente cristiana y cuentan con el consentimiento de la esposa. Al quedarse viúdos, los diáconos no están habilitados para contraer matrimonio». En el caso de D. José María, aunque da este paso en edad adulta, su vocación al servicio surgió muy joven: «con 16 años me puse en contacto con los frailes siervos de María y estuve en Italia muchos años formándome y madurando en mi vocación. Por motivos familiares tuve que dejar la orden, y he tomado este camino al Diaconado Permanente».

En los días previos a la ordenación, nos comenta que vive este paso con alegría y también con nervios: «mucha gente en mi entorno no entiende bien qué significa ser diácono permanente, pero lo acogen con agrado, dando gracias a Dios, como yo, de que se haya instituido el diaconado permanente en Ourense para el bien de la Iglesia».

Fuente: https://www.farodevigo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.