Diácono de 100 años de edad aún sirve en ocho Eucaristías a la semana en EEUU

La Parroquia de San Sebastián en Dearborn Heights, Michigan, Estados unidos, cuenta con una ayuda insospechadamente activa: un diácono de 100 años de edad que continúa sirviendo notablemente a la comunidad. El Diácono es Lawrence Girard y nació el 21 de noviembre de 1918. A pesar de su avanzada edad, sirve en ocho Eucaristías a la semana y es un notable testimonio, sobre todo para las personas mayores de la parroquia.

«No sólo tiene cien años, sino que también está lleno de vida y muy activo», expuso a National Catholic Register el P. Walter Ptak, Párroco de San Sebastián. «Siempre está en movimiento, un tstigo real, especialmente para los mayores. Tiene un espíritu muy positivo y se mantiene yendo adelante, proclamando el Evangelio y viviéndolo».

Girard sirvió como maestro en las escuelas de los Hermanos Cristianos en Toronto y Montreal, Canadá, realizó estudios de trabajo social en Detroit, Estados Unidos. Continuó su oficio de maestro en escuelas católicas y se casó con una maestra con quien compartió la vida hasta su muerte en 2012 tras 60 años de matrimonio. Tuvieron cinco hijos y actualmente vive con una de sus hijas.

Cuando se estableció el ministerio del Diaconado Permanente en la Arquidiócesis de Detroit en 1971, Girard se unió a este programa. «Nunca pensé que estuviera llamado a ser sacerdote, pero pensé que podría usar algunos de mis talentos para ayudar a la Iglesia», expresó el Diácono. Su primer apostolado fue en la visita a los enfermos en un hospital local y en las casas, llevando el Sacramento de la Eucaristía hasta a 20 fieles cada día.

A sus 100 años, la preparación para la muerte es necesariamente un tema cercano. «Espero morir en buena relación con la Iglesia y al familia. Estar en el altar sirviendo en la Eucaristía me ayuda a orar», describió Girard. «No tengo miedo. No pienso mucho en cómo voy a morir, pero no creo que sea en un accidente automovilístico, ya que dejé de conducir hace dos años», bromeó. «Mientras vaya a misa, quiero servir. Soy un poco más lento, pero me gusta ayudar al sacerdote en la misa. Soy muy feliz cuando puedo ayudar».

Con información de National Catholic Register.
Dearborn Heights (Lunes, 28-01-2019, Gaudium Press)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.