Conociendo una Escuela diaconal: La Oficina de Formación para Diáconos Permanentes de la diócesis de Fort Worth en EEUU

Formación para el diaconado

Puede consultarse en el siguiente link:

Formación para el Diaconado (fwdioc.org)

A continuación  lo detallamos.

La Oficina de Formación para Diáconos Permanentes asiste al obispo en la formación de hombres, casados y solteros, para el diaconado. La formación para el diaconado se fundamenta en el Directorio Nacional para la Formación, Ministerio y Vida de Diáconos Permanentes en los Estados Unidos, así como en las Normas Básicas para la Formación de Diáconos Permanentes. El director, junto con el equipo de formadores proveen y facilitan la formación humana, espiritual, intelectual y pastoral a fin de que puedan ser adecuadamente equipados para responder a las necesidades de la Iglesia local.

Carta Apostolica Sacrum Diaconatus Ordinem Pablo VI
Carta Apostolica Algunas normas relativas al Sagrado Orden del Diaconado por Papa San Paul VI
Carta apostolica Ministeria Quaedam de Papa San Pablo VI

Admisión Para Formacion al Diaconado
Orden de Proceso (2020)

 

Requisitos básicos

Para la Admisión al discernimiento y formación para el diaconado

Admisiones y discernimiento

Dada la naturaleza del ministerio de servicio del diácono, el discernimiento de una vocación al diaconado siempre tendrá lugar en cooperación con la Iglesia. Los hombres que expresan interés en solicitar el diaconado deben cumplir con ciertos requisitos específicos. La aprobación del párroco es obligatoria para la consideración inicial. Los hombres que cumplan con todos los requisitos iniciales quedarán invitados a participar en el Proyecto San Lorenzo, período de discernimiento (reflexión). Las reuniones de discernimiento tienen lugar una vez al mes en los lugares designados. Después de completar el discernimiento inicial y haber llevado a cabo un periodo de escrutinio el interesado podrá presentar su solicitud de aceptación a la formación diaconal.

Requisitos básicos para la admisión al discernimiento inicial y a la formación

La Oficina de Formación para el Diaconado está buscando hombres que viven ya un estilo de vida de servicio a la Iglesia y a su comunidad, hombres cuyo estilo de vida será fortalecido y sacramentalizado por la recepción de las Sagradas Órdenes. Para ser considerado para el diaconado, el solicitante debe ser recomendado por su párroco. Normalmente, los hombres recomendados por sus párrocos tienen una actitud de servicio cristiano en la bondad y en la humildad. La evaluación inicial de los candidatos la llevan a cabo los párrocos quienes se reúnen con estos varones antes de enviar su recomendación al Director de Formación para el Diaconado.

Los siguientes son los requisitos mínimos para obtener la invitación al Proyecto San Lorenzo (discernimiento inicial) y la eventual admisión al aspirantado.

Formulario de nominación diaconado para pastores
Formulario de nominación diaconado para diáconos

Impedimentos canónicos

Prohibiciones canónicas para recibir las órdenes

Dado que los diáconos son clérigos (miembros de la jerarquía en la Iglesia), les aplica el canon 1041. Antes de hacer una recomendación reúnanse con el aplicante para repasar esta lista. Confiaré en su buen juicio (evaluación inicial) en su selección de hombres para el discernimiento y la formación diaconal.

Las prohibiciones canónicas (can.1041) que pueden llevar a la negativa de invitación al discernimiento inicial y/o la admisión al aspirantado incluyen:

  • Locura, enfermedad mental diagnosticada o adicción.
  • Comisión de apostasía, herejía o cisma.
  • Ser ordenado o con votos perpetuos como miembro de una orden religiosa.
  • Estar casado fuera de la Iglesia o estar en un matrimonio inválido.
  • Comisión de homicidio voluntario.
  • Realización, financiamiento, adquisición o cooperación en un aborto.
  • Intento de suicidio.
  • Auto-mutilación incluyendo vasectomía o ligadura de trompas.
  • Fingir ser ministro ordenado.
  • Participación en cualquier actividad que sea impropia del estado clerical o que traiga escándalo a la Iglesia.

Nota: Para más información sobre el diaconado o para programar una reunión con el Director de Formación, favor de contactar a Yesenia Gomez.

 

Teología y ministerio de diáconos

El Ministerio del diácono

San Juan Pablo II ha dicho que el ministerio del diácono es “el servicio de la Iglesia sacramentalizado”. El servicio del diácono en los ministerios de la palabra y la liturgia en la Iglesia sería severamente deficiente si no fuera acompañado del testimonio de su ejemplo y su ayuda en los ministerios de la caridad y la justicia de la Iglesia. El papa Juan Pablo II afirma ambos: “Esto es central al Diaconado al que ustedes han sido llamados: ser siervos de los misterios de Cristo y, al mismo tiempo, servidores de sus hermanos y hermanas. Que estos dos están unidos inseparablemente en una realidad muestra la importante naturaleza del ministerio que es suyo por su ordenación (Directorio Nacional para la Formación, el Ministerio y la Vida de Diáconos Permanentes en los Estados Unidos, 36).

Los diáconos son ministros públicos en la Iglesia, ordenados para los tres ministerios de palabra, liturgia y caridad. En la actualidad hay alrededor de 100 diáconos sirviendo en parroquias y ministerios especiales en la Diócesis de Fort Worth. Los diáconos sirven bajo la autoridad del obispo y son asignados a fin de satisfacer las necesidades de la diócesis.

Teología y ministerio de diáconos

La Sagrada Escritura

LOS DIÁCONOS DEBEN SER HOMBRES RESPETABLES, DE UNA SOLA PALABRA, MODERADOS EN EL USO DEL VINO Y ENEMIGOS DE GANANCIAS DESHONESTAS. QUE CONSERVEN EL MISTERIO DE LA FE CON UNA CONCIENCIA PURA. PRIMERO SE LOS PONDRÁ A PRUEBA, Y LUEGO, SI NO HAY NADA QUE REPROCHARLES, SE LOS ADMITIRÁ AL DIACONADO. LOS DIÁCONOS DEBERÁN SER HOMBRES CASADOS UNA SOLA VEZ, QUE GOBIERNEN BIEN A SUS HIJOS Y SU PROPIA CASA. LOS QUE DESEMPEÑAN BIEN SU MINISTERIO SE HACEN MERECEDORES DE HONRA Y ALCANZAN UNA GRAN FIRMEZA EN LA FE DE JESUCRISTO.

1 TIMOTEO 3,8-10.12-13

Concilio Vaticano II

EN EL GRADO INFERIOR DE LA JERARQUÍA ESTÁN LOS DIÁCONOS, QUE RECIBEN LA IMPOSICIÓN DE LAS MANOS ‘NO EN ORDEN AL SACERDOCIO, SINO EN ORDEN AL MINISTERIO’. ASÍ, CONFORTADOS CON LA GRACIA SACRAMENTAL, EN COMUNIÓN CON EL OBISPO Y SU PRESBITERIO, SIRVEN AL PUEBLO DE DIOS EN EL MINISTERIO DE LA LITURGIA, DE LA PALABRA Y DE LA CARIDAD. ES OFICIO PROPIO DEL DIÁCONO, SEGÚN LE FUERE ASIGNADO POR LA AUTORIDAD COMPETENTE, ADMINISTRAR SOLEMNEMENTE EL BAUTISMO, RESERVAR Y DISTRIBUIR LA EUCARISTÍA, ASISTIR AL MATRIMONIO Y BENDECIRLO EN NOMBRE DE LA IGLESIA, LLEVAR EL VIÁTICO A LOS MORIBUNDOS, LEER LA SAGRADA ESCRITURA A LOS FIELES, INSTRUIR Y EXHORTAR AL PUEBLO, PRESIDIR EL CULTO Y ORACIÓN DE LOS FIELES, ADMINISTRAR LOS SACRAMENTALES, PRESIDIR EL RITO DE LOS FUNERALES Y SEPULTURA. DEDICADOS A LOS OFICIOS DE LA CARIDAD Y DE LA ADMINISTRACIÓN, RECUERDEN LOS DIÁCONOS EL AVISO DEL BIENAVENTURADO POLICARPO: ‘MISERICORDIOSOS, DILIGENTES, PROCEDIENDO CONFORME A LA VERDAD DEL SEÑOR, QUE SE HIZO SERVIDOR DE TODOS’. AHORA BIEN, COMO ESTOS OFICIOS, NECESARIOS EN GRAN MANERA A LA VIDA DE LA IGLESIA, SEGÚN LA DISCIPLINA ACTUALMENTE VIGENTE DE LA IGLESIA LATINA, DIFÍCILMENTE PUEDEN SER DESEMPEÑADOS EN MUCHAS REGIONES, SE PODRÁ RESTABLECER EN ADELANTE EL DIACONADO COMO GRADO PROPIO Y PERMANENTE DE LA JERARQUÍA. CORRESPONDE A LAS DISTINTAS CONFERENCIAS TERRITORIALES DE OBISPOS, DE ACUERDO CON EL MISMO SUMO PONTÍFICE, DECIDIR SI SE CREE OPORTUNO Y EN DÓNDE EL ESTABLECER ESTOS DIÁCONOS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FIELES. CON EL CONSENTIMIENTO DEL ROMANO PONTÍFICE, ESTE DIACONADO PODRÁ SER CONFERIDO A VARONES DE EDAD MADURA, AUNQUE ESTÉN CASADOS, Y TAMBIÉN A JÓVENES IDÓNEOS, PARA QUIENES DEBE MANTENERSE FIRME LA LEY DEL CELIBATO.

LUMEN GENTIUM, 29

RESTÁURESE EL ORDEN DEL DIACONADO COMO ESTADO PERMANENTE DE VIDA SEGÚN LA NORMA DE LA CONSTITUCIÓN «DE ECCLESIA», DONDE LO CREAN OPORTUNO LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES. PUES PARECE BIEN QUE AQUELLOS HOMBRES QUE DESEMPEÑAN UN MINISTERIO VERDADERAMENTE DIACONAL, O QUE PREDICAN LA PALABRA DIVINA COMO CATEQUISTAS, O QUE DIRIGEN EN NOMBRE DEL PÁRROCO O DEL OBISPO COMUNIDADES CRISTIANAS DISTANTES, O QUE PRACTICAN LA CARIDAD EN OBRAS SOCIALES Y CARITATIVAS SEAN FORTALECIDOS Y UNIDOS MÁS ESTRECHAMENTE AL SERVICIO DEL ALTAR POR LA IMPOSICIÓN DE LAS MANOS, TRANSMITIDA YA DESDE LOS APÓSTOLES, PARA QUE CUMPLAN MÁS EFICAZMENTE SU MINISTERIO POR LA GRACIA SACRAMENTAL DEL DIACONADO.

AD GENTES, 16

Normas básicas de la formación de los diáconos permanentes

EL DIACONADO ES CONFERIDO POR UNA EFUSIÓN ESPECIAL DEL ESPÍRITU (ORDENACIÓN), QUE REALIZA EN QUIEN LA RECIBE UNA ESPECÍFICA CONFORMACIÓN CON CRISTO, SEÑOR Y SIERVO DE TODOS. LA CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA LUMEN GENTIUM, N. 29, PRECISA, CITANDO UN TEXTO DE LAS CONSTITUTIONES ECCLESIAE AEGYPTICAE, QUE LA IMPOSICIÓN DE LAS MANOS AL DIÁCONO NO ES ‘AD SACERDOTIUM SED AD MINISTERIUM’, ES DECIR, NO PARA LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA, SINO PARA EL SERVICIO. ESTA INDICACIÓN, JUNTO CON LA ADVERTENCIA DE SAN POLICARPO, RECOGIDA TAMBIÉN POR LUMEN GENTIUM, N. 29, TRAZA LA IDENTIDAD TEOLÓGICA ESPECÍFICA DEL DIÁCONO: ÉL, COMO PARTICIPACIÓN EN EL ÚNICO MINISTERIO ECLESIÁSTICO, ES EN LA IGLESIA SIGNO SACRAMENTAL ESPECÍFICO DE CRISTO SIERVO. SU TAREA ES SER ‘INTÉRPRETE DE LAS NECESIDADES Y DE LOS DESEOS DE LAS COMUNIDADES CRISTIANAS’ Y ‘ANIMADOR DEL SERVICIO, O SEA, DE LA DIAKONIA‘, QUE ES PARTE ESENCIAL DE LA MISIÓN DE LA IGLESIA.

NORMAS BÁSICAS, 5

 


Contactos:

Juan Rendon, DMin
Director de Formacion Diaconal
 817-945-9480
 Correo electrónico

Dcn. Scott France
Promotor vocacional al diaconado y Coordinador de formación de aspirantes
 Email Me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.