Arzobispado de Barcelona, España: Un paso más para llegar al Diaconado Tres nuevos acólitos y tres nuevos lectores confieren los Ministerios

Los Sres. Bartomeu Chapa González, Jordi García Giné, y Pere Manonellas Félix han conferido el lectorado. Mientras que los Sres. Santiago Aragonés González, Miguel Doctama Mirabueno, y Rubén García Lozano han llegado al último paso antes de convertirse en diáconos permanentes; el acolitado. La parroquia de Maria Mitjancera, acogió el conferimiento de dos misterios laicales a seis personas en una eucaristía presidida por el obispo auxiliar Mons. Antoni Vadell.

«Servir en el pueblo de Dios»

“Tenéis que ofreceros a la Iglesia para servir en el pueblo de Dios en los diferentes ministerios y en el futuro Diaconado” explicaba el obispo Vadell. También ha querido felicitar a las familias: las esposas y los hijos de los seis candidatos. Un momento en el cual promovió nuevas vocaciones. Quince presbíteros, nuevo diáconos, doce candidatos al Diaconado y tres seminaristas estuvieron presentes en la adquisición de los nuevos ministerios de los seis laicos. Unos ministerios que los acercan una pasa más hacia su deseo de ser diáconos permanentes de la Iglesia de Barcelona.

El último paso

“Para nosotros es el último paso a la ordenación diaconal” explicaba Rubén García uno de los tres acólitos ordenados. “Llegar a recibir este ministerio nos hace especial emoción. Tenemos sentimientos reencontrados. Por un lugar se cierra una etapa, son cinco años de formación; por otro lugar, empieza la cuenta atrás” argumentaba. Una etapa de su vida que está viviendo con “mucho entusiasmo y mucha fe”. Para Rubén García “ahora viene el plato fuerte y estamos llamados a servir y decir «sí» al Señor”.

Lectores y acólitos: Qué representan

Acólitos y lectores. Son dos nombres que la gente de iglesia ha escuchado en varias ocasiones pero, ¿qué beneficios representan? Primeramente, hay que destacar que son dos ministerios laicales. Esto implica que se pueden otorgar a un laico sin que este llegue a ser diácono permanente. El primer paso para llegar al Diaconado es el de lectores. A un lector se le confiere el cargo de proclamar la palabra de Dios. Es decir, leer las lecturas de la misa. Después, el siguiente paso es el acolitado. Al acólito se le confiere el servicio de ayudar al celebrando al altar. También puede repartir la comunión y es el último paso previo al Diaconado. Hay que destacar que no son un sacramento de la orden.

Fuente: ESGLÉSIA DE BARCELONA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.