Hace poco llegaron de Dublín, son Bernardo y Ángela María, un matrimonio bogotano que ha trabajado por y con las familias arquidiocesanas. Él es diácono permanente y fue delegado para la pastoral de la familia. El Catolicismo los visitó y cuentan su experiencia:

Llevan un poco más de veinte años de casados y tienen tres hijos, el mayor ya anda haciendo su vida en la universidad y los más pequeños estudian bachillerato, son amables, divertidos e inquietos en lo que tiene que ver con la cultura.

Bernardo y su esposa son ingenieros, ambos estudiaron, hombro a hombro, en el Diaconado Permanente y él fue ordenado hace un año.

Dentro de sus labores pastorales ha estado el acompañamiento a los matrimonios y su pastoral, por eso viajaron a Dublín, al encuentro de las familias con el papa Francisco, experiencia que los ha marcado e impulsado para su pastoral.

Muy amables y cálidos recibieron a El Catolicismo en su hogar y compartieron su experiencia:

 

 

Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones