Algo está pasando con el diaconado en la iglesia Universal

Diác. Gonzalo Eguía
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 1 de septiembre de 2021

Algo está pasando con el diaconado en la iglesia Universal

El Informativo de este mes tiene un subrayado festivo especial, son varios los artículos que contiene que se refieren a la celebración de la festividad de San Lorenzo en varias iglesias locales, en algunas de las cuales se ha hecho coincidir con esa festividad ordenaciones de diaconales, dedicándoles sus obispos reflexiones y homilías especiales.

Un año más esta efeméride ha tenido un eco especial en la iglesia de México, que ha celebrado la Segunda Jornada de Oración por el Permanente. No tratándose, en la mayoría de los casos, de una Jornada, sino de un novenario que se ha extendido, nuevamente, desde el 1 al 10 de agosto.

La iglesia que peregrina en Colombia ha tenido unas palabras de felicitación y agradecimiento a los diáconos, con motivo de la festividad de San Lorenzo.

Y en Brasil el presidente de la Comisión Nacional de los diáconos de aquel país ha vuelto a dirigir un mensaje a todos los diáconos de aquel país.

Entre todas estas celebraciones y palabras, destacamos las del cardenal de Santiago de Chile, Celestino Aós recordando que “necesitamos diáconos que sean agentes de comunión, sembradores de esperanza”.

Desde Portugal nuestro colaborador Joaquin Armindo escribe en dos artículos sobre su visión del diaconado en aquel país, con motivo del documento sobre el diaconado recientemente aprobado, y en relación con la realidad eclesial general.

Bajo el titulo “El rostro cambiante del diaconado en un mundo en cambio. ¿ Cómo responden los diáconos a las crisis ecológicas, económicas, culturales, sociales y de salud en el mundo actual?”, se va a realizar  la Conferencia Internacional de Estudios y la Asamblea General del Centro Internacional del diaconado. La Conferencia y la Asamblea tendrán lugar, vía online, entre los próximos días 15 y 18 de septiembre. El Informativo recoge el programa y la forma de inscribirse, que es gratuita. Desde «Servir en las periferias» deseamos agradecer y reconocer el trabajo que ha realizado Montserrat Martínez, miembro del Equipo Directivo del CID, para poder realizarse este evento en tiempos de coronavirus.

El diaconado se presenta en la actualidad como un ministerio renovador y renovador, en las hojas de este Informativo, como en cada uno de ellos, podemos leer las noticias de diócesis que comienzan la aventura del diaconado, en este caso las diócesis de Carolina y Cristalândia en Brasil, o de las que llevando un tiempo de su restauración ordenan a un número significativo, en Parnaíba -en Brasil- diecisiete diáconos, y en Temuco -en Chile- veintitrés diáconos.

En esta ocasión, nuevamente, el Informativo presenta una serie de testimonios personales de aspirantes y candidatos al ministerio diaconal, como de diáconos.

Toda esta información es una pequeña muestra de que algo está sucediendo con el diaconado en la iglesia iberoamericana y universal.

Si, algo está cambiando, no es una cuestión puntual, el número de diáconos asciende imparable en toda la iglesia universal, parece que el Espíritu Santo está hablando a su Iglesia, valga como muestra dos sencillas referencias.

En aplicación del Documento Final del Sínodo de la Amazonía, que matizaba la urgencia de “promoción, formación y apoyo a los diáconos permanentes, por la importancia de este ministerio en la comunidad; de un modo particular, por el servicio eclesial que requieren muchas comunidades, especialmente los pueblos indígenas”, la Comisión Episcopal para la Amazonía de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB), que preside el cardenal Claudio Hummes, subraya la necesidad de crear escuelas de formación que preparen “evangelizadores misioneros”, explicitándose la necesaria promoción del diaconado permanente, junto a los ministerios laicales.

Como puede consultarse en el anterior Informativo, la Conferencia Episcopal Española -CEE- en las «Orientaciones pastorales y líneas de acción para el próximo cuatrienio 2021-2025», recientemente publicadas, explicita como una de las líneas de trabajo y acciones, la de «Consolidar y difundir la vocación del diaconado permanente en las diócesis. Colaborar a su puesta en marcha». Acción muy significativa, si tenemos en cuenta que en el último Plan Pastoral de la CEE para el periodo 2016-2020 la única referencia del diaconado era para invitar a los diáconos, junto a otros agentes de pastoral, a un Congreso Nacional de Evangelización que se realizó al final del Plan.

Hay diáconos que afirman estar acostumbrados a que su ministerio no esté reconocido dentro de una pastoral de conjunto, ahora se sienten contrariados cuando desde la Iglesia Universal y desde iglesias locales puntualizan el valor del ministerio diaconal y la necesidad de promoverlo, reforzarlo y acompañarlo.

Esta promoción se da en un momento de crisis profunda del Mundo y de la Iglesia. Podríamos preguntarnos porqué está sucediendo esto, seguro que tendríamos razones de lo más diversas, pero quizás sea más evangélico preguntarnos el para qué, ¿para qué está promoviendo el Espíritu Santo este ministerio en la Iglesia del siglo XXI?, mirarnos en el Evangelio y en un Iglesia toda ella servidora pueda darnos muchas pistas.

Teniendo en cuenta estas líneas, y tomando como guía la intención de oración del Papa para el mes de septiembre, sobre un estilo de vida ecosostenible,a la que nos sumamos, podemos orar “para que todos tomemos las decisiones valientes, las decisiones necesarias para una vida más sobria y ecosostenible, más evangélica y servicial”. Junto al Señor nos encontramos.

En nombre del Equipo Coordinador y de Redacción, un abrazo fraterno.

Gonzalo Eguía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.