Servir en las periferias y el ministerio diaconal, promotores de la Fraternidad Universal

Servir en las periferias y el ministerio diaconal, promotores de la Fraternidad Universal

Diác. Gonzalo Eguía
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 1 de marzo de 2021

Acabamos de celebrar por primera vez el Día Internacional de la Fraternidad Humana, con tal motivo el Papa Francisco ha editado un videomensaje que recoge el Informativo. 

Esta iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas nace al amparo del «Documento sobre la Fraternidad Humana por la paz mundial y la convivencia común»  firmado por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar
Ahmad Al-Tayyeb, el 4 de febrero de 2019. Precisamente ese mismo objetivo de Fraternidad Universal tiene la Encíclica «Fratelli tutti», sobre la fraternidad y la amistad social que el Papa Francisco nos dirigió el pasado mes de octubre.

Desde sus inicios, ahora hace seis años, Servir en las periferias, en la estela del Informativo CIDAL -liderado por el diácono José Espinós durante los años 2007-2013-, ha pretendido ser un medio para promover ese servicio a la Fraternidad Universal, mediante el apoyo al ministerio diaconal iberoamericano, facilitando información, formación, posibilitando un lugar de encuentro y de intercambio de experiencias. En nuestro primer número, aquel primer día de abril de 2015, os escribíamos estas palabras:

«Todas las mujeres y hombres que hemos tenido la dicha de encontrarnos con Cristo Resucitado, nos sentimos convocados a testimoniar con alegría este encuentro, sirviendo cada día a nuestros hermanos y hermanas, mostrándoles el rostro amoroso y misericordioso de Dios, de forma especial a quienes viven en el desconocimiento de este amor, a quienes viven en la pobreza y la marginación, en la soledad y el desamparo, en la explotación o la depresión. Solo una Iglesia samaritana y servidora de la humanidad puede mostrarse como la esposa fiel del Señor, pues una Iglesia que no sirve, no sirve para nada».

Desde esta perspectiva, durante este mes de febrero recién terminado, el Equipo de Coordinación y Redacción hemos reflexionado para ir proyectando el futuro de Servir en las periferias.

Fruto de esa reflexión, hemos renovado nuestra decisión de fortalecer la fraternidad entre quienes formamos parte, de cualquier forma, de este proyecto informativo.  Este servicio fraterno lo hemos ido recorriendo gracias al apoyo de muchas personas, servicios informativos, instituciones,… deseando ser fieles a nuestra madre la Iglesia,  haciéndonos eco de la intensa, variada y profunda experiencia que el ministerio diaconal está produciendo en ella.

Deseamos también renovar nuestra voluntad de colaboración y cooperación con otros medios informativos que tienen similares objetivos.

Por último, hemos decidido fortalecer la estructura que ha hecho posible que a lo largo de estos seis últimos años no haya faltado al menos una noticia sobre el diaconado iberoamericano al día en nuestra web -más de 2.400 durante este tiempo-, y la edición de los setenta y dos informativos que con este número alcanzamos.

Servir en las periferias se organiza a través de una red de corresponsales regionales, nacionales y diocesanos, en el ámbito iberoamericano. Gracias a estas personas es posible hacer llegar las noticias, informaciones, ofertas formativas… que ofrecemos diariamente y mensualmente. Por esta razón los miembros del Equipo se están poniendo en comunicación con las personas que actualmente figuran como corresponsales para animarles a renovar su servicio en favor de esta fraternidad diaconal, que a su vez promueva la fraternidad universal a la que estamos siendo convocados. Puede que al leer estas líneas estés pensando que tu  también puedes prestar ese servicio en el ámbito geográfico en el que vives, trabajas y desarrollas tu labor pastoral, no dudes en comunicárnoslo a nuestro email (servirenlasperiferias@hotmail.com )

Al finalizar este trabajo de revisión del proyecto informativo en el que nos encontramos, os informaremos de las conclusiones a las que lleguemos, todo sea para que este ilusionante proyecto siga siendo realidad durante los próximos años.

La Comisión Nacional de los diáconos de Brasil expone, en un sencillo artículo, cómo es la estructura y organización de este organismo diaconal que es sin duda el más desarrollado de todo Iberoamérica, además, la región Nordeste 2 comunica la creación de nuevos equipos regionales.

Desde Alemania hemos conocido que en la diócesis de Münsteer, el obispo diocesano ha procedido a nombrar al diácono permanente Ralf Hammecke como «Director adminisgneral ativo en el Vicariato episcopal de Münster», con dedicación especial a los asuntos administrativos y económicos de la diócesis, responsabilidad adjunta al vicario general.

Es hermoso y motivador contemplar como el diaconado sigue su progreso en las iglesias locales, el Informativo presenta las acciones de varias diócesis que crean la Comisión Diocesana del diaconado permanente, comienzan el curso propedéutico de nuevos aspirantes,  instauran lectores y  acólitos,  ordenan nuevos diáconos, y presentan la formación permanente de los diáconos para los próximos meses.

Entre los testimonios diaconales sobresalen los del del diácono argentino José Raúl Pereyra -Corrientes-, y del diácono colombiano Juan Bernardo Rojas, sobre la  Jornada Mundial del enfermo que hemos celebrado el pasado día 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes.

En relación con las publicaciones y estudios, los diáconos brasileños Carlos Alberto Barbosa da Silva y António Santos publican, el primero un libro sobre la sectorización de las parroquias, y segundo su Tesis en Teología. Se aporta también una reflexión sobre el ministerio diaconal realizado desde la espiritualidad ignaciana, con motivo de las últimas trece ordenaciones diaconales que han tenido este pasado mes de febrero.

En el apartado de «Conociendo una Escuela Diaconal» se hace referencia a la de la diócesis de San Miguel, en Brasil, y al Instituto Diaconal de la Arquidiócesis de Monterrey en México.

En medio de este mes de marzo que hoy estrenamos, y a su vez del tiempo de Cuaresma, como si de un oasis se tratara,  celebraremos la fiesta de San José, Patrono de la Iglesia, en este Año Jubilar a él dedicado. Le presentamos la vida de tantos hombres y mujeres que sufren en esta pandemia y en tantas otras pandemias que podemos y debemos evitar, lo hacemos con las palabras del Papa Francisco:

Salve, custodio del Redentor
y esposo de la Virgen María.
A ti Dios confió a su Hijo,
en ti María depositó su confianza,
contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José,
muéstrate padre también a nosotros
y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía,
y defiéndenos de todo mal. Amén.

 

En nombre del Equipo Coordinador y de Redacción, un abrazo fraterno.
Gonzalo Eguía

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.