Escrito por Diác. José Espinós Corresponsal Nacional de SERVIR en Argentina Morón, Buenos Aires,

Un mensaje-invitación a quienes participaron del mismo

Como muchos recordarán, en la última semana de mayo se cumplieron cuatro años de la celebración del Segundo Congreso Continental de Diaconado Permanente de América Latina y el Caribe (2011-2015), realizado en Itaicí, San Pablo, Brasil, y organizado por el Departamento de Vocaciones y Ministerios (DEVYM) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) para orientar el desarrollo del diaconado permanente en las diócesis de esta región en los próximos años.

El Diác. Gonzalo Eguía, Coordinador de este Informativo y del Sitio “SERVIR en las periferias”, que participó del Segundo Congreso Continental de Diaconado Permanente de América Latina y el Caribe como invitado especial, hace unos días lanzó un par de preguntas al equipo de redacción de este Informativo que me parece interesante hacerlas extensivas a todos los lectores: ¿Se animan a escribir una reseña personal del eventual impacto que les haya producido aquel encuentro? ¿Qué recordamos de él como más significativo? Yo completaría esas consignas, pidiéndoles a cuantos participaron de ese Congreso a compartir sus experiencias con los demás lectores, como recordando alguna enseñanza que les haya dejado el mismo; o a describir un episodio o una anécdota de significación, ya sea a raíz de lo dicho por los expositores, de lo trabajado en los grupos o de lo vivido en las celebraciones litúrgicas, especialmente en la jornada que vivimos en el Santuario de Aparecida. Otra manera más informal de responder podría ser la del envío de una foto significativa tomada en el Congreso o en alguno de los pre-congresos y comentarnos lo que les evoca.

El Segundo Congreso Diaconal

Desde el mes de abril de 2008, el DEVYM tomó importantes iniciativas con la esperanza de que esa reunión resultara un verdadero aporte a las iglesias de América Latina y el Caribe, en línea con el espíritu y la letra de lo acordado por nuestros obispos en la Conferencia de Aparecida.

Seguramente evocarán conmigo algunas exposiciones que resonaron fuertemente entre los presentes, como la dictada por Mons. Vittorino Girardi Stellin mccj, Obispo de Tilarán-Liberia, Costa Rica, sobre la “Teología y Eclesiología del Diaconado Permanente que responden a los desafíos Actuales”, y la pronunciada por Mons. Enrique Díaz, Obispo Coadjutor de San Cristóbal de las Casas, México, sobre “El diaconado en la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Una experiencia de servicio en un pueblo de servidores”.

Quizás les haya impactado algunos de los testimonios y experiencias diaconales presentadas por los hermanos diáconos de muchos países, como el “Perfil de las Diaconías en la Arquidiócesis de Porto Alegre”, Brasil; el “El diaconado permanente en Cuba”; o la “Evangelización en nuevos grupos urbanos en Asunción, Paraguay”, entre otros.

Por fin, probablemente les habrá sorprendido los mensajes e informes que nos ofrecieron los invitados europeos, como el del Diác. Gonzalo Eguía Cañón sobre “El  diaconado permanente en España” y el de la Lic. Montserrat Martínez, “Sobre el Centro Internacional del Diaconado”, cuya sede está en Alemania.

Los tres Pre-congresos

Sin duda, algunos de ustedes, queridos obispos, sacerdotes, diáconos y esposas de éstos, participaron de alguno de los tres Pre-congresos preparatorios regionales que el DEVYM realizó en Panamá (para México y los países de Centro América y el Caribe), en Colombia (para los países bolivarianos) y en Uruguay (para los países del Cono Sur latinoamericano). Recordarán que la asistencia diaconal a los mismos fue notable y en todos los participantes se observaba una gran expectativa e interés. Me consta, porque tuve el privilegio de participar de los cuatro eventos, asistiendo al P. Alexis Rodríguez Vargas, entonces Secretario Ejecutivo del DEVYM.

Ahora, mientras esperamos la publicación de sus conclusiones, me parece oportuno que recordemos y participemos a los demás las vivencias de aquellos días, que tan acertadamente Gonzalo nos propone recordar.

Dada la limitación espacial de nuestro Informativo, los invito a que los aportes que hagan llegar a la redacción de SERVIR no excedan de una página A4 con letra de tamaño 12. Nuestra intención es publicarlos a lo largo del corriente año 2015. Desde ya les agradezco el esfuerzo que les implique responder a esta invitación.