Villa María (Córdoba) (AICA): El domingo 27 de diciembre, a las 20, el obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofré Giraudo, ordenará diáconos en una celebración eucarística en la catedral Inmaculada Concepción. Se trata del seminarista Agustín Vedelago, quien se formó en el Seminario Mayor Jesús Buen Pastor, junto con otros tres candidatos al diaconado permanente: Claudio Guillermo Caciano, Pedro Omar Olmedo y Miguel Ángel Savarino.

El domingo 27 de diciembre, a las 20, el obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofré Giraudo, ordenará diáconos en una celebración eucarística en la catedral Inmaculada Concepción.

Se trata del seminarista Agustín Vedelago, quien se formó en el Seminario Mayor Jesús Buen Pastor, junto con otros tres candidatos al diaconado permanente: Claudio Guillermo Caciano, Pedro Omar Olmedo y Miguel Ángel Savarino.

“Todos somos convocados por el Señor; a cada uno nos llama por nuestro nombre, y para esto se vale de instrumentos sencillos. Para mí, es inevitable recordar con cariño aquella vez que fui monaguillo por primera vez, y a partir de lo cual comenzó mi camino con Jesús”, dijo el seminarista Vedelago, en su testimonio vocacional.

La casa de formación sacerdotal destacó en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, que Vedelago ingresó en 2008, junto con otros jóvenes, en el Seminario Mayor, para comenzar con su discernimiento vocacional.

Realizó toda su formación en el Seminario, hasta 2014, cuando terminó los estudios teológicos. Este año, junto con otros tres próximos diáconos, Darío Pérez, Nicolás Costantino e Ignacio Amaya, aprobó el examen integrador del Bachillerato en Teología, otorgado por la Universidad Católica Argentina.

Vedelago se formó junto con seminaristas de las diócesis de Villa de la Concepción del Río Cuarto, Santa Rosa y San Francisco. Asimismo, realizó su actividad pastoral en parroquias de Almafuerte, Tancacha, Hernando, La Merced de Río Cuarto, Río Tercero y Los Cóndores.

“Es una gran alegría para nosotros la noticia de su ordenación, nos comprometemos a rezar por su ministerio y les pedimos a todos que sigan acompañando a las vocaciones sacerdotales, para que Jesús Buen Pastor suscite en el corazón de más jóvenes el deseo de seguirlo. Jesús Buen Pastor, danos sacerdotes santos”, subrayaron las autoridades de la casa de formación sacerdotal.+