Los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense, reunidos en el Santuario de la Virgen de Loreto de Tarragona, han entregado este miércoles, día 10 de mayo, a Mn. Aureli Ortín y Maynou, diácono del Arzobispado de Barcelona y vicesecretario de la CET durante veintitrés tres años, la alta distinción pontificia de la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice, una condecoración otorgada por el Santo Padre Francisco.

Esta Condecoración, instituida por el Papa León XIII en 1888, supone un gran reconocimiento a la tarea de clérigos y laicos a favor de la Iglesia Católica. En el caso de Mn. Aureli Ortín, los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense, hemos hecho esta petición por el servicio que durante veintitrés tres años ha llevado a cabo como vicesecretario de la CET, con ejemplaridad, eficacia y un gran sentido de responsabilidad y de amor en la Iglesia.

El Santo Padre, acogiendo la petición de los obispos de la Tarraconense, quiere poner de manifiesto con este reconocimiento público el valor que tiene dedicar largos años de la propia vida al servicio de la Iglesia y de su testimonio de fe y amor en medio del mundo.

En el momento de la entrega de la condecoración los obispos catalanes han dedicado unas palabras de reconocimiento a la esposa de Aureli  Ortín, Montserrat Martínez (miembro del Equipo de Coordinación y Redacción de Servir en las periferias y colaboradora habitual), por su acompañamiento y entrega compartida, así como a la familia que ambos han formado.

Desde el Equipo de Coordinación y Redacción de Servir en las periferias deseamos felicitar a Aurelio y Montserrat, sumándonos al reconocimiento del Santo Padre y de los obispos catalanes que supone la entrega de la Cruz  Pro Ecclesia et Pontifice, agradeciéndoles su servicio y entrega.

Tomado de: http://www.tarraconense.cat

 

En el acto, el arzobispo metropolitano de Tarragona y presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense, Mons. Jaume Pujol, ha pronunciado las siguientes palabras:

 

“Señores Arzobispos de Barcelona y de Urgell, señores Obispos, apreciados amigos:

 

Con gozo procedemos a entregar al diácono del arzobispado de Barcelona, Aurelio Ortín y Maynou, la condecoración que el santo Padre Francisco le ha concedido con fecha 23 de enero de 2017. Se trata de la alta distinción pontificia de la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice.

 

Esta condecoración, instituida por el Papa León XIII en 1888, supone un gran reconocimiento a la labor de clérigos y laicos en favor de la Iglesia Católica. En el caso de nuestro apreciado diácono, los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense hemos hecho esta petición por el servicio que durante veintitrés años Mn. Aureli Ortín ha llevado a cabo como vicesecretario de la CET, con ejemplaridad, eficacia y un gran sentido de responsabilidad y de amor a la Iglesia.

 

Nos alegra mucho también poder entregar esta condecoración en compañía de su esposa, la Sra. Montserrat Martínez Deschamps, con quien no solo ha formado una gran familia desde su matrimonio el 15 de agosto de 1969, sino que también ha compartido el proyecto de servicio eclesial que ha sido el diaconado, que recibió de manos del cardenal Narcís Jubany el año 1981.

 

El Santo Padre, acogiendo la petición de los obispos de la Tarraconense, quiere manifestar con este reconocimiento público el valor que tiene dedicar largos años de la propia vida al servicio de la Iglesia y de su testimonio de fe y amor en medio del mundo.