Diác. Gonzalo Eguía
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 2 de octubre de 2017
El mes pasado dejábamos constancia de la publicación del libro "El diaconado en el pensamiento del Papa Francisco. Una Iglesia pobre y para los pobres", escrito por el diácono italiano Enzo Petrolino. El Informativo de este mes recoge el prólogo que el Papa Francisco ha escrito para este libro. Hay seis ideas que componen el prólogo del Papa, las  exponemos a continuación.
El ministerio diaconal al amparo de la renovación eclesial del Concilio Vaticano II, los diáconos "pioneros de la nueva civilización del amor ". El Papa vincula el ministerio diaconal a la renovación que supone para la Iglesia el Concilio Vaticano II. En este marco el diaconado recupera la razón de ser dentro de la Iglesia y en la sociedad como manifestación viva del servicio a Cristo y al mundo. El Magisterio posterior al Concilio ha desarrollado este ministerio respondiendo a las necesidades de servicio que la Iglesia le ha presentado. Recuerda el Papa: "El ministerio diaconal, por tanto, ha de ser visto, como parte integrante del trabajo realizado por el Concilio con el fin de preparar a la Iglesia, en su integralidad, para un renovado apostolado en el mundo de hoy. Los diáconos pueden ser definidos-y con razón-como pioneros de la nueva civilización del amor como le gustaba decir a Juan Pablo II".

Necesidad de un análisis del desarrollo del diaconado permanente.  El Santo Padre invita a analizar el desarrollo que ha vivido el ministerio diaconal con vistas a proyectar su futuro, en este análisis será necesario tener en cuenta la doctrina, la orientaciones pastorales y las exhortaciones que el Magisterio ha dedicado al diaconado permanente.  Este trabajo podrá garantizar una mejor comprensión de la razón de ser del diaconado, así como de las tareas que los diáconos prestan en el momento actual.

El diaconado permanente como impulso vital en la Iglesia para manifestar la diaconía. El Papa aporta la primera reflexión al análisis anteriormente propuesto. Para el pontífice, el diaconado permanente supone una oportunidad para que la Iglesia pueda convertirse ella misma "en señal visible de a diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres". Encomienda de esta forma a los diáconos ser promotores de una "conciencia diaconal" de las Comunidades .

El diaconado permanente, asociación al ministerio apostólico y Evangelización. El Sumo Pontífice vincula el ministerio diaconal al ministerio apostólico, "habéis llegado a quedar asociados con Pedro y Juan y todos los Apóstoles", y lo proyecto a la razón de ser de la Iglesia, la Evangelización. Ya en su homilía con motivo del Jubileo de los diáconos del año pasado había insistido en esta idea: "El discípulo de Jesús no puede caminar por una vía diferente a la del Maestro, sino que, si quiere anunciar, debe imitarlo, como hizo Pablo: aspirar a ser un servidor. Dicho de otro modo, si evangelizar es la misión asignada a cada cristiano en el bautismo, servir es el estilo mediante el cual se vive la misión, el único modo de ser discípulo de Jesús. Su testigo es el que hace como él: el que sirve a los hermanos y a las hermanas, sin cansarse de Cristo humilde, sin cansarse de la vida cristiana que es vida de servicio" (Roma, 29 de mayo de 2016)

El diaconado permanente y el cuidado vocacional. El Papa subraya la importancia del cuidado de las vocaciones y de la oración por la vocación al diaconado y las demás  vocaciones de la Iglesia.

 Por último, el Papa relaciona íntimamente el diaconado con estas tres palabras: Diaconía, Eucaristía y Pobres. Encomienda en este sentido a los diáconos la vivencia personal que movió la vida de San Francisco de Asís para poder vivir existencialmente la opción preferencial por los más empobrecidos en una Iglesia pobre y para los pobres.

Durante este mes de septiembre hemos recordado el decimoquinto aniversario del documento de la Comisión Teológica Internacional "El diaconado: Evolución y perspectivas".

Con el objetivo de conocer mas profundamente el diaconado de los Estados Unidos de América, el país con el mayor numero de diáconos del mundo, el Informativo comienza a publicar el documento "Un retrato del diaconado permanente en Estados Unidos (2014-2015)", el último estudio que la Universidad de ha realizado sobre el diaconado permanente en aquel país. En esta ocasión destaca la información de que el 16% de los diáconos son hispano o latinos.

Entre los Encuentros y Retiros destaca el realizado por el diaconado permanente del Ecuador entre los días 11 y 14 de septiembre en la ciudad de Cuenca, organizado por la Comisión de Ministerios y Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

En relación con las iglesias locales se adjunta la homilía que el arzobispo de Évora, en Portugal, ha pronunciado con motivo de la ordenación de dieciocho diáconos permanentes.

El Informativo incorpora las habituales reflexiones de diáconos iberoamericanos, se incorpora la octava entrega del diácono Martín Sáenz de Costa Rica (VIII- La iniciativa de Monseñor Barrantes), y la  cuarta del diácono español Alberto Jaimez ("Pastoral diaconal IV. Tierra de Misión").

En relación con los testimonios el Informativo recoge el de nuestro compañero, el diácono Víctor Loaiza, con motivo de su experiencia matrimonial con Rossi, su mujer recientemente fallecida.

 En el apartado de "Mujer" destacan dos noticias: la afirmación de la religiosa española Nuria Calduch-Benages, miembro de la Comisión Vaticana de Estudio del Diaconado Femenino: "Estamos a punto de terminar el trabajo que nos encargó el Papa"; y el posicionamiento de la Asociación de presbíteros católicos de Irlanda sobre el diaconado femenino.

En el campo de la familia diaconal destaca la noticia de la creación de la Comunidad Juvenil Diaconal en la archidiócesis de Bogotá. Es sin duda alguna una aportación innovadora para trabajar con el mundo juvenil que orienta su mirada hacia una Iglesia sensibilizada con los más necesitados.

En nombre del Equipo de Coordinación y Redacción, un fraternal abrazo