En total comunión, armonía y alegría, el martes 11 de abril, se celebró en la Catedral de Coyhaique la Misa Crismal, presidida por el Padre Obispo Luis Infanti de La Mora junto a los presbíteros y diáconos del Vicariato Apostólico de Aysén. Los familiares, comunidades cristianas y comunidades educativas acompañaron fraternalmente esta Eucaristía que da inicio al Triduo Pascual, ocasión en la cual los sacerdotes y diáconos renuevan sus promesas sacerdotales como signo de fidelidad a Dios, al Obispo y a la Iglesia.

Fuente: Comunicaciones Aysén