En declaraciones del cardenal Karl Lehmann a la web http://www.katholisch.de/, ha pedido a los obispos alemanes que utilicen la libertad que ha dado el Papa Francisco a las Iglesias locales. "Francisco quiere explorar nuevas maneras. A veces no se tiene que esperar hasta que todo el gran buque tanque se mueva", dijo Lehmann en la noche del miércoles en Friburgo. Se refirió a las aproximaciones entre protestantes y la Iglesia Católica y al debate sobre la exclusión de los divorciados vueltos a casar y al celibato.

Ante la escasez de sacerdotes y la disminución del número de fieles, advirtió que no se debe perder el momento adecuado para las reformas. "No hace falta que el agua nos llegue al cuello" dijo el cardenal. Y agregó: "¿Qué  nos impide ordenar de sacerdotes  a los diáconos permanentes -quienes prestan un gran servicio a la Iglesia- para que puedan asumir los deberes sacerdotales?".

Reclamando de esta forma el Cardenal Lehmann que se busquen nuevos caminos, como aconseja (según su opinión) el Papa Francisco, señalando explícitamente la posibilidad de ordenar sacerdotes que no sean célibes.

Tomado de: http://www.katholisch.de/

Traducción libre