Abc.com.py

Asunción, Paraguay, 17 de diciembre de 2012

 

Una sociedad sin extorsión ni manipulación ante la llegada de la Navidad, reclamó ayer el arzobispo coadjutor de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, en la misa que presidió en la Catedral Metropolitana, durante la cual ordenó cinco nuevos diáconos permanentes.

 

Mucha gente, entre ellos familiares de los nuevos consagrados, participó de la celebración que tuvo lugar en el principal templo capitalino.

 

Los ordenados son: Eliseo Velázquez (45 años), Óscar Ferreira (50), Pedro Rafael Acosta (50), Ángel Miño (36) y Víctor Balbuena (45). Los mismos pertenecen a las parroquias San Baltasar, San Pablo Apóstol, San Cristóbal y Nuestra Señora del Rosario (Luque).

 

En su homilía, Valenzuela instó a los nuevos consagrados a practicar la solidaridad y la justicia, sirviendo siempre al pueblo, porque esa es la misión del diácono. Al referirse al tercer domingo de adviento que se celebró ayer, instó a los presentes, al igual que San Juan Bautista, a preparar una Navidad sin extorsión ni manipulación, porque urge una nueva sociedad más solidaria.

 

Valenzuela sostuvo que la humanidad está llamada a una vida de gracia y justicia, por eso Dios envió a su hijo al mundo.