Primer retiro de Cuaresma de diáconos y candidatos al diaconado de la diócesis de Barcelona, España

Esta primera quincena de marzo ha tenido lugar por primera vez, el Retiro de candidatos al diaconado permanente y los diáconos permanentes de la diócesis de Barcelona. Alrededor de una cuarentena de diáconos, y algunas de sus esposas, asistieron al encuentro, programado y preparado hace unos meses por el difunto obispo auxiliar Mons. Antoni Vadell. Concretamente, se hizo en la casa de ejercicios espirituales de Tiana, donde asistieron también el presidente de la Comisión para el Diaconado Permanente, Mn Josep Serra, y el delegado diocesano para la formación y acompañamiento del clero, diáconos, Mn. Josep Vidal.

Sesión de mañana

«Fue una jornada de receso muy exitosa tanto por la asistencia como por las exposiciones que hicieron los dos ponentes del día», explica Mn. Vidal. Durante la sesión de la mañana, Mn. Joan Costa, hizo una reflexión sobre las bienaventuranzas. Empezó primero con una Llamada a la Santidad y destacó algunas ideas de la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate, del papa Francisco. Vidal expone cómo se invitó a estar predispuestos para recibir la gracia y acoger los dones de Dios, y por otro lado, a ver que el Señor nos lo pide todo. «Debemos estar dispuesto a ir a la cruz y amar la cruz y que debemos dejarnos amar por Dios y nosotros poder decir: «Te quiero Todo a Dios»».
Antes de comer se celebró la eucaristía, que presidió Mn. Joan Costa, acompañado de Mn. Josep Serra que concelebró.

Sesión de tarde

Por la tarde, se presentó a los candidatos que al día siguiente debían recibir la admisión en Ordes en la parroquia de Santa José de Badalona: Rafael Cervera; Gabriel Cristancho; Manuel Garrido; David Márquez; Javier Robles; Carlos Rubio; y José Mª Viaño.
Mn. Quique Fernández, fue el siguiente en tomar la palabra, haciendo una síntesis sobre la Sinodalidad a la luz de la Biblia. Una reflexión en la línea del Sínodo que hay ahora en preparación convocado por el Santo Padre que exhortó a «escuchar al pueblo, nuestras comunidades y vivir muy cuidadosamente» (1 Coc 12, 15-22), porque todos somos importantes y somos necesarios». Después de un rato de diálogo, se cerró este primer receso de candidatos y diáconos permanentes con la oración de Vísperas.

Satisfacción y buenos vínculos

Las sensaciones de los asistentes fueron especialmente buenas y se propuso repetir pronto. Por eso, Josep Vidal se muestra muy satisfecho con la iniciativa, explica. «¡Estoy muy satisfecho de esta iniciativa! – declara el delegado-. Con este retiro se ha mostrado un camino de relación entre los candidatos y los diáconos más fluido de la que había hasta ahora. Empezamos a ser otra vez un número considerable de diáconos 50 y 20 candidatos, así como la relación que pensamos que debe existir entre la comisión de preparación al diaconado y la Delegación.
https://esglesia.barcelona/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.