Piden que se favorezca el diaconado permanente en África

 

Vaticano

 

Assandé Martial Eba

Vaticano, 13 de octubre de 2009

www.zenit.org

Assandé, laico de Yamoussoukro (Costa de Marfil), es Miembro de la Fundación Internacional Nuestra Señora de la Paz, e hizo la siguiente intervención como Auditor durante la undécima Congregación General de la Asamblea del Sínodo sobre África, en la mañana del lunes, 12 de octubre.

Durante estos años hemos realizado reconciliaciones buscando mantener la paz social entre las diferentes comunidades.

Se ha solicitado nuestra presencia en muchas ocasiones para llevar a cabo reconciliaciones entre grupos y movimientos de la parroquia.

Para mantener la paz social en nuestro pueblo y, sobre todo, para que reine la justicia, hemos creado un Consejo de Sabios del que formamos parte, que trabaja al lado de la jefatura tradicional de la tribu, para la reconciliación en las familias en las que existen conflictos.

Para mantener la cohesión entre los trabajadores y, sobre todo, para que reinen la justicia y la paz social, siempre hemos aconsejado y estimulado a los trabajadores para que creen instrumentos de buen gobierno y aseguren a la empresa una buena cultura de justicia, que garantice la paz social.

Para favorecer que surja un nuevo tipo de laicos o de laicos líderes capaces de mantener alta la antorcha de la fe en los ambientes de vida, para que reinen la justicia y la paz y, sobre todo, para que se muestren verdaderos agentes de reconciliación para el avance de la Iglesia en África y para un futuro mejor para nuestro continente; deseamos que el presente Sínodo profundice en estas soluciones:

– Adoptar un nuevo método de catequesis apropiado que tome en consideración la dimensión de la conversión de los corazones.

– Favorecer la formación espiritual, cívica y política de los laicos acerca de la doctrina social de la Iglesia.

– Introducir en el programa de formación de los seminaristas, la gestión contable y financiera de las parroquias y otras estructuras diocesanas.

– Favorecer la creación de asociaciones en los diversos sectores de actividades y destinarles capellanes.

– Favorecer la creación de una estructura de laicos que esté en estrecha colaboración con las Conferencias episcopales para estudiar, analizar y dar opiniones sobre todas las cuestiones relativas a la vida de las iglesias.

– Favorecer la institución del diaconado permanente y el servicio de las órdenes menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.