Diócesis de Mayagüez, Puerto Rico: ordenados 36 nuevos diáconos permanentes

El pasado sábado día 9 de diciembre a las 10:00 a.m. en el Centro de Espiritualidad Madre de la Consolación en Aguada, se llevó a cabo la ordenación al diaconado permanente de 36 hermanos de la Diócesis de Mayagüez.

La imposición de manos y oración consecratoria será por Mons. Álvaro Corrada Del Río, S.J., Obispo de Mayagüez.

Puede visionarse la ordenación en el siguiente link: http://www.ustream.tv/recorded/110424873

 

Con anterioridad, durante los días 17, 18 y 19 de noviembre, los 36 aspirantes al diaconado permanente realizaron su retiro de preparación de órdenes y recepción del acolitado.  Nuestro Obispo, Monseñor Álvaro Corrada del Rio S. J.  dio inicio al retiro. En su bienvenida les exhortó a mantener los ojos fijos en Cristo. Igualmente a ser un instrumento unido a Dios  y tenerlo en nuestros corazones. Solo así  se podrá realizar una buena labor. Ello sin olvidarse del Espíritu Santo que es la guía de la Iglesia.

Se tuvo la oportunidad de reflexionar sobre el servicio al que fuimos llamados. El diácono permanente comparte el sacramento del orden sacerdotal y forma parte integral del Clero. Monseñor Álvaro Corrada del Rio S. J. acentuó que el diaconado es un llamado.  Es una integración total a Cristo. Donde participa con Cristo de su muerte y su resurrección.

El diaconado es una vocación donde se es un siervo, con el fin de servir de instrumento a Cristo. Se hizo referencia al Concilio Vaticano Segundo, donde se restaura el diaconado permanente  como un estado de vida. Al mismo tiempo  declara que los diáconos permanentes son servidores del pueblo de Dios, en unión al Obispo y sus Presbíteros.

Además del Obispo Álvaro Corrada del Rio S. J., participaron otros sacerdotes y Diáconos Permanentes y sus esposas como conferenciantes.  Entre ellos; Padre Ángel Luis Ríos, Padre José Cedeño, Padre Marcelino Arocho, Diácono Carlos Valentín y Diácono Gilberto Martínez. Entre los temas presentados estuvieron: Diaconado como vocación, Espiritualidad vivida en y desde la liturgia, Amor y respeto a la liturgia, Tener un encuentro continuo  íntimo con Dios,  Atención del diácono a su esposa e hijos, Elementos en la formación luego de la ordenación diaconal.

El domingo19 de noviembre de 2017, último día del retiro, se unieron las esposas de los aspirantes a diáconos. En esta etapa  se compartieron experiencias, dudas y reflexiones. Las mismas fueron relacionadas a la vida matrimonial y familiar. El retiro finalizó con la Santa Misa en la Catedral  Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez. Coincidió con la celebración de la Solemnidad de Nuestra Señora de la Providencia, Patrona de Puerto Rico.

En la misa 36 hermanos de la diócesis de Mayagüez  recibimos  el Ministerio del Acolitado. Allí nos acompañaron feligreses de las diferentes parroquias de la diócesis, familiares, amigos y  sacerdotes. Durante la homilía el Obispo disertó  sobre la festividad de nuestra Patrona María Madre de la Providencia.  Monseñor Álvaro Corrada del Rio S. J  recalcó y cito: “En este momento histórico nuestra Madre no nos ha desamparado luego de vivir el paso de los huracanes Irma y María. Estas situaciones han sacado del puertorriqueño lo más profundo de la cristiandad y el bien común para ayudar a levantar sus comunidades”.

Luego de la homilía se procedió a la otorgación del ministerio del acolitado a  los 36 futuros diáconos. De camino hacia la ordenación diaconal le pedimos la protección a nuestra Madre María que sea nuestra gran educadora e intercesora en esta nueva misión.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.