Carlos Rojas celebró 50 años de diaconado

Carlos Rojas Morales tiene 81 años, es oriundo de Talca y está casado desde hace 59 años con María Luisa Núñez Valenzuela, tienen 4 hijos, 10 nietos y un bisnieto en camino, es constructor de profesión, y su servicio de diácono lo ha realizado en ciudades como Iquique, Los Ángeles, Santiago, entre otras.

El 12 de diciembre de 1971 fue ordenado diácono en la capilla del campamento Rayenco de la Central El Toro, Diócesis de Los Ángeles. Y el pasado domingo celebró estas cinco décadas junto a su familia y la comunidad, con la Eucaristía en la parroquia Santa Amalia de El Sauce.

El diácono permanente comentó sobre su alegría de este aniversario, que sin duda han sido años retadores pero llenos de muchas alegrías: “La vida común y corriente no es vivir una religión, es vivir un compromiso y amistad con el Señor en contacto con la gente. Ese es un tremendo desafío, aprender a conocer dónde vive el Señor. Y descubrir lo que hay en las personas es un tremendo tesoro. Jesús habla en la naturaleza, pero también en la sencillez de la vida, en el dolor”.

“Es hermoso cuando uno descubre que el Señor que vive en uno tiene vigencia completa en nuestra vida (…) no es fácil ser ese instrumento de unidad en este tiempo donde todo es tan individualista. Yo he descubierto que soy ciudadano del mundo, he descubierto esto contemplando la obra Dios”, recalcó Carlos Rojas.

A propósito de estar celebrando 50 años de ministerio diaconal indicó que ha sido “maravilloso constatar que la fe nos ha unido en el corazón. Mantengo diálogo con hermanos en la fe que comenzaron junto con mi diaconado, hace 50 años aún mantenemos vínculos de comunicación y cariño. Si hemos tenido una experiencia de Dios que nos llena la vida y nos da

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.