Mayor participación de los miembros del Equipo Coordinador y de Redacción en el Informativo III

Diác. Gonzalo Eguía
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 1 de junio de 2021

Estimadas suscriptoras y suscriptores:

Seguimos adelante con la implicación del Equipo Coordinador y de Redacción de Servir en las periferias en la colaboración con el Editorial mensual  del Informativo. Tras las aportaciones de los diáconos Juan Múgica y  Federico Cruz, en esta ocasión escribe Montserrat Martínez, socia fundadora y corresponsal de Servir en las periferias- 

Montserrat está casada con el diácono barcelonés Aurelio Ortín, tienen cuatro hijos y 8 nietos. Esta de la familia es la principal pasión vital de Montserrat, dedicada en cuerpo y alma a cada miembro de su familia. Otra pasión es la enseñanza, ahora jubilada, es una mujer que ha dedicado su vida a la enseñanza, la pastoral y la catequesis, son varios los materiales catequéticos que ha publicado para la catequesis de infancia. No puedo olvidar su interés y su compromiso por el lugar de la mujer en la Iglesia, por los más desfavorecidos, y por el trabajo en favor del ecumenismo y el diálogo interreligioso.

Montserrat es una convencida de una Iglesia ministerial y de comunión.  Y tras 51 años compartiendo la vida y un proyecto matrimonial y diaconal fructífero con su esposo, es una excelente teóloga sobre el ministerio diaconal y sobre la doble ministerialidad, su reflexión teológica parte de su experiencia vital como mujer cristiana, compañera de camino de un diácono. En este Informativo recogemos la reseña de su ultimo libro publicado este mes de mayo «La esposa del diácono: Consentimiento y acompañamiento».

Este compromiso le ha llevado a tener varias responsabilidades en el Centro Internacional del Diaconado, siendo actualmente una de los cinco miembros de la Dirección como representante de las esposas de diáconos.

Además, es miembro del Equipo Coordinador y de Redacción de Servir en las periferias desde su creación, la única mujer del mismo, lo que ha enriquecido siempre el trabajo y la reflexión del Equipo. En todo momento Montserrat ha demostrado una dedicación y un entusiasmo por este proyecto informativo, tanto en su corresponsalía de la realidad diaconal en EEUU de lengua hispana, en la de noticias y reflexiones sobre esposas de diáconos, como en la correspondiente a Cataluña -España-.

No por decirlo al final, menos importante, Montserrat es una amiga fiel y siempre preocupada por sus amigas y amigos, esa amiga que te hace sentir el don inmerecido de la fraternidad.

Su interesante  Editorial versa sobre los «diáconos ante la pandemia», completándola, como no podía ser de otra forma, con una reflexión del lugar de la esposa del diácono.

Muchas gracias, moltes gràcies, Montserrat.

Arranca este mes de junio con la celebración, este domingo, de la festividad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, en medio de esta terrible pandemia, oramos al Padre con estas palabras de Pedro Casaldaliga:

Mi cuerpo es comida

Mis manos, esas manos y Tus manos

hacemos este Gesto, compartida

la mesa y el destino, como hermanos.

Las vidas en Tu muerte y en Tu vida.

 

Unidos en el pan los muchos granos,

iremos aprendiendo a ser la unida

Ciudad de Dios, Ciudad de los humanos.

Comiéndote sabremos ser comida.

 

El vino de sus venas nos provoca.

El pan que ellos no tienen nos convoca

a ser Contigo el pan de cada día.

 

Llamados por la luz de Tu memoria,

marchamos hacia el Reino haciendo Historia,

fraterna y subversiva Eucaristía.

En nombre del Equipo Coordinador y de Redacción, un abrazo fraterno.

Gonzalo Eguía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.