Visibilizar el diaconado

Diác. Gonzalo Eguía.
Coordinador de Servir en las periferias
BILBAO, España, 1º de septiembre de 2015
En el mes de agosto que hemos concluido se ha celebrado la festividad de San Lorenzo, diácono y mártir, considerado el patrón de los diáconos. El Informativo recoge las reseñas de las celebraciones que con ese motivo han tenido lugar en muchas diócesis. Cada una de esas celebraciones, cada encuentro festivo con los miembros de las comunidades donde sirven los diáconos, cada una de las palabras de sus obispos animando a los diáconos a renovar su ministerio, ayudan a visibilizar el diaconado. Tras cincuenta años de la restauración del diaconado como ministerio permanente por parte del Concilio Vaticano II, urge visibilizar este ministerio.
Es cierto que el ministerio diaconal se visibiliza especialmente en la entrega silenciosa y cotidiana de cada uno de los diáconos en favor de quienes más sufren pasando todo tipo de penurias, que se visibiliza también en la disponibilidad de cada diácono para  responder con generosidad  ante las necesidades pastorales de todo tipo que cada iglesia local puede tener. Que se visibiliza cuando los diáconos de cada diócesis (sean estos muchos o pocos), son tenidos en cuenta en la pastoral de conjunto de la misma. Que se visibiliza cuando los obispos cuentan con los diáconos en el proyecto evangelizador, como lo hacen con los presbíteros, el laicado, la vida religiosa y consagrada. Por el contrario ¡cuánto malestar produce en los diáconos, y  en quienes apuestan por este  ministerio, cuando este parece  no existir en la vida de la Iglesia más allá de los escritos oficiales, pasando a ser invisibles!
Si, urge visibilizar el diaconado en nuestra Iglesia Universal y en las iglesias locales. No porque los diáconos necesiten reconocimiento u honores, no. El Concilio Vaticano II soñó con un ministerio diaconal que activara la dimensión diaconal de toda la Iglesia. Un ministerio que no entrara en colisión con ningún otro ministerio o servicio de la Iglesia, sino que los complementara y los orientara hacia el servicio, distintivo singular del ser y de la misión de la Iglesia.  Los diáconos han respondido a la llamada del Señor para entregar su vida –junto a las de su familia- al servicio de Cristo, al servicio de todos los hombres y mujeres, al servicio de la Iglesia. Y esta respuesta generosa que pretende poner rostro servicial a la Iglesia urge visibilizar. Urge especialmente en estos momentos en los que el Papa Francisco pone en activo los valores del Concilio Vaticano II deseando que la Iglesia se mire en el Evangelio y así acoja sin discriminar a nadie. Y en este momento en el que CELAM se dispone a elaborar su Plan Global para el cuatrienio 2015-2019, Plan en el que la referencia a una Iglesia servidora de los pobres es un elemento fundamental.
Este humilde medio que es Servir en las periferias pretende ser un instrumento de   visibilización del diaconado. Al ofrecer información, formación, intercambio de experiencias pastorales en el ámbito diaconal, al proporcionar un lugar de encuentro entre los diáconos y otras personas interesadas en el ministerio diaconal, pretendemos poner un pequeño grano de arena para visibilizar el diaconado, para visibilizar una Iglesia servidora.
El Informativo recoge reseñas de dos conferencias especiales: el Primer Encuentro Nacional de esposas de candidatos y diáconos permanentes, realizado en Bogotá (se recogen los links a las comunicaciones y materiales del Encuentro); y la Conferencia-Peregrinación de la Asociación de Diáconos Hispanos de Estados Unidos realizado en Guatemala.
Se ha publicado el avance de la programación del jubileo de los diáconos, con motivo del Año Jubilar extraordinario de la Misericordia, a realizar en el mes de mayo próximo en Roma.
Este mes realizará el Papa Francisco su viaje apostólico a Cuba y a los Estados Unidos de América. Acompañamos al Papa con nuestra oración en este viaje que tiene connotaciones muy importantes. Este medio se hará eco de sus mensajes y gestos. Acompañamos
En nombre del Equipo de Redacción y Coordinación, un fraternal abrazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.