¿Por qué hablo de los pobres? Porque es el corazón del Evangelio

Editorial:
Diác. Gonzalo Eguía.
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 1º de agosto de 2015
¿Por qué hablo de los pobres? Porque es el corazón del Evangelio
El Papa Francisco ha visitado Ecuador, Bolivia y Paraguay, son muchos e intensos los mensajes que nos ha dejado en su viaje apostólico, reseñarlos todos sería imposible, permítanme recordar únicamente algunos de ellos: la denuncia de un modelo económico que “mata”; la necesidad del cambio de las estructuras sociales para que estén al servicio de los pueblos; la promoción de un desarrollo económico que tenga en cuenta a la población más débil; la petición de perdón por los crímenes contra los pueblos originarios “durante la llamada conquista de América”; la denuncia de los genocidios actuales, también el que viven muchos cristianos en Medio Oriente a causa de su fe en Jesús; la denuncia de las ideologías que terminan en dictaduras, y de la corrupción como «la gangrena del pueblo»; la convocatoria para poner en marcha la “revolución” de Evangelizar, “sanando heridas y construyendo puentes”; la convocatoria a la Iglesia para que no caiga en el «Alzheimer espiritual» y sepa servir con una actitud de gozo y alegría especialmente a los más pobres; la invitación a no dar “la espalda a nuestra realidad, a nuestros hermanos, a nuestra madre Tierra”; el reconocimiento del papel de la mujer y de los jóvenes. Releyendo los mensajes del Papa y teniendo como horizonte el servicio que se me pide con estas líneas, me gustaría recordar cuatro momentos que me parecen significativos.
El primero de ellos sucedía cuando el Papa Francisco se encontraba con los periodistas en el avión que le llevaba de vuelta a Roma, un periodista preguntaba al Papa sobre las pocas referencias en su magisterio a la clase media, invitándole a dar un mensaje al respecto. El Papa le agradeció su comentario, lo aceptó como una bella corrección, asumió que debía pensar sobre esta cuestión, y reconoció que la polarización entre ricos y pobres es grande (¡cúanto tenemos que aprender de este talante del Papa quienes prestamos servicios en la comunidad cristiana!). Seguidamente, queriendo centrar lo esencial de su mensaje el Papa respondía a una pregunta que se formulaba a sí mismo: ¿Por qué hablo de los pobres?, porque es el corazón del Evangelio. El Papa ya había utilizado antes estas palabras matizando su implicación cristológica “si dejamos a los pobres fuera del Evangelio no podremos comprender a Jesús”; su centralidad evangélica y misionera: “los pobres están en el centro del Evangelio”, “el amor a los pobres está al centro del Evangelio”, “el corazón del Evangelio es el anuncio a los pobres”; la opción preferencial que conlleva, “el corazón del Evangelio es de los pobres”, así como la prioridad en el destino de la Buena Noticia «los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio».
El segundo momento se producía en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares en la Expo Feria de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), el Papa proclamó que el futuro de la humanidad no está en manos de los grandes de este mundo,  “está fundamentalmente en manos de los pueblos, en su capacidad de organizarse y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio”, de esta forma renovó la invitación a trabajar para  “ninguna familia (viva) sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez. Sigan con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la madre tierra”
El tercer momento resonaba en Campo grande de Ñu Guazú, en Asunción (Paraguay), el Papa presenta la misión como la experiencia de la hospitalidad: “Podríamos decir que cristiano es aquel que aprendió a hospedar, que aprendió a alojar”, pues “en la lógica del Evangelio no se convence con los argumentos, con las estrategias, con las tácticas, sino simplemente aprendiendo a alojar, a hospedar”. La vuelta a una Iglesia como la que quería Jesús casa de la hospitalidad”.  ¡Qué reto y que ilusión imaginar nuestras comunidades “como verdaderos centros de encuentro entre nosotros y con Dios. Como lugares de hospitalidad y de acogida!”.
El cuarto momento se vivió en el Santuario nacional mariano de El Quinche, en Quito (Ecuador), el Papa se dirigió al clero y a los consagrados, haciendo hincapié en tres actitudes de vida fundamentales: hacer memoria de haber sido llamados por el Señor, el servicio vivido desde la gratuidad y la vivencia cotidiana del gozo y la alegría que comunica el Resucitado.
Una semana después del viaje del Papa, resonando aún sus palabras, comienza en Bogotá la Reunión General de Coordinación del CELAM (21 a 24 de julio), con el objetivo de elaborar el Plan Global para el cuatrienio 2015-2019. En las jornadas se reconocieron los actuales retos sociales más acuciantes: la justicia social, el cuidado de la creación, la construcción de la paz, el movimiento migratorio y la integración continental. Los participantes manifestaron el deseo de que la Iglesia Latinoamericana viva este momento de preparación del nuevo Plan Global en actitud de “salida” misionera, renovándose en los diferentes campos pastorales, asumiendo una postura social crítica y renovando la apuesta por una pastoral social como expresión de la opción preferencial por los pobres.
Visita del Papa y Reunión General de Coordinación del CELAM que han sido referidos en los diferentes boletines informativos Noticelam que Servir en las periferias ha continuado reseñando, un buen medio para conocer la vida actual de la Iglesia Latinoamericana.
La vida del ministerio diaconal en las iglesias locales sigue estando presente en esta nueva edición a través de artículos sobre nuevas ordenaciones, aniversarios, encuentros formativos y retiros.
Una buena parte del informativo que presentamos -seis artículos- tienen que ver con las esposas de los diáconos y sobre el papel de la mujer en la Iglesia.
Las referencias a dos encuentros diaconales tienen un sitio especial en esta publicación. Ha tenido lugar en Guatemala, los días 9 al 12 de julio, la XXXI Conferencia Nacional de diáconos hispanos, en cuanto dispongamos de información la publicaremos. El Informativo recuerda la presencia de diáconos iberoamericanos en el próximo jubileo que el CID va a realizar en Roma. Aprovechamos para recordar de nuevo la invitación del Papa al jubileo de los diáconos de todo el mundo, con motivo del Año Jubilar extraordinario de la Misericordia, el encuentro será el próximo 29 de mayo de 2016.
Termino estas letras con una referencia a las palabras del Papa en el Santuario nacional mariano de El Quinche, en Quito:
Primero, el servicio. Dios me eligió, me sacó ¿para qué? Para servir. Y el servicio que me es peculiar a mí. No, que tengo mi tiempo, que tengo mis cosas, que tengo esto, que no, que ya cierro el despacho, que esto, que si tendría que ir a bendecir las casas pero… no, estoy cansado o… hoy pasan una telenovela linda por televisión y entonces –para las monjitas–, y entonces: Servicio, servir, servir, y no hacer otra cosa, y servir cuando estamos cansados y servir cuando la gente nos harta”.
En nombre del Equipo de Redacción y Coordinación, un fraternal abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.