El sábado 6 de febrero del 2016, al amanecer se dio la noticia de la designación de un nuevo Obispo para la Diócesis de Tilarán Liberia, situada al norte de Costa Rica (Centroamérica). Hasta entonces fue Obispo mons. Vittorino Girardi Stellin, de origen italiano, nacionalizado costarricense, de la orden religiosa de los misioneros combonianos; quien el 24 de marzo de este año 2016 cumple los 78 años de edad.

El nuevo Obispo designado es el Pbro. Manuel Eugenio Salazar Mora, de la Arquidiócesis de San José, quien fuera Director del Departamento de Educación Religiosa, Rector del Seminario Nacional Nuestra Señora de los Ángeles, Vicario Arquidiocesano de Pastoral Profética, Rector del Instituto Arquidiocesano para la Formación de Candidatos al Diaconado Permanente, entre otros cargos que ocupó.

El día de su presentación al clero y al pueblo, en la Catedral de Tilarán Liberia, ante una pregunta sobre darle seguimiento al ministerio diaconal que con auge viene desarrollándose en esta diócesis, expresó que “el Diaconado en la Iglesia es una perla preciosa en una corona; si falta esa perla, la corona no está completa”.

El Pbro. Manuel Eugenio Salazar confirmó su apoyo al desarrollo del ministerio diaconal en la diócesis que asumirá a partir del lunes 4 de abril, en la Solemnidad de la Anunciación del Señor y afirmó que “ninguna diócesis debe privarse de la presencia de los diáconos, pues sería una Iglesia Particular incompleta, como la corona sin la perla preciosa”.

El Diaconado Permanente se inició en la diócesis de Tilarán Liberia en el año 2003 y ahora se cuenta con 10 Diáconos, cuyas familias también colaboran con ellos en su acción evangelizadora, en los distintos ámbitos de la pastoral en los que ellos ejercen su ministerio o servicio.