D. Raimon Mateu, diácono

Corresponsal para "Servir en las Periferias" en la Arquidiócesis de Tarragona (España)

 

Desde la arquidiócesis de Tarragona, en la comunidad autónoma de Cataluña, (España), queremos presentarles hoy a otro diácono que tiene encargado un ministerio verdaderamente diaconal: la escucha del que sufre.

D. Francisco Javier Álvarez Vega fue ordenado el día 9 de junio del año 2013. Casado con Aina Estarellas Roca, padre de 3 hijos y con 59 años de edad, fue adscrito como diácono a la Parroquia de San José Obrero en el barrio de Torreforta en Tarragona. Un barrio con una fuerte presencia de personas inmigradas y que cuenta con una parroquia activa en el campo de la asistencia social encargada desde antiguo a religiosos jesuitas.

D. Francisco Javier ha recalado en esta parroquia y se ha integrado en su pastoral ordinaria en las tareas que se le han encomendado. Una de ellas es la de llevar adelante el CESJO o Centro de Escucha San José Obrero.

CESJO es un centro para la escucha activa de personas que sufren cualquier tipo de duelo en su vida. D. Francisco Javier nos explica:

¿Cuál es el objetivo de un Centro de Escucha?

El acompañamiento a la persona que sufre (doliente) mediante una serie de sesiones semanales de una hora con un acompañante asignado y debidamente formado (escucha) con el fin de lograr la sanación. De ahí que se llame acompañamiento terapéutico, aunque el voluntario escucha no tiene que ser necesariamente un profesional.

¿Cómo y dónde se forman los Voluntarios?

Somos 10 los Voluntarios que conformamos el Equipo del CESJO y hemos hecho durante dos años cursos y Jornadas de preparación para la atención a las personas que llamen a la puerta del centro. Hacemos cursos frecuentes de fin de semana, así como formación permanente mensual. Estamos haciendo un esfuerzo para formarnos y ofrecer nuestras competencias a la sociedad.

¿Cuántos Centros de Escucha hay en el Mundo y qué tipos de duelos se atienden en ellos?

Según la información recogida en la XXIII Jornadas del Duelo que se llevaron a cabo en Tres Cantos, Madrid, Sede Provincial de la Orden de los Religiosos Camilos, hay 50 Centros de Escucha repartidos así: 33 en España, 8 en México, 5 en Perú, 2 en Argentina, 1 en Colombia y 1 en Ecuador. Esta información

puede ser ampliada en la página web de los RR Camilos en su Centro de Humanización de la Salud de Madrid: http://www.humanizar.es/

¿Y qué pasa si les entra un caso de duelo muy complicado, patológico?

Entonces le sugerimos la derivación a Salud Mental, o a donde corresponda para que sea tratado por los profesionales adecuados según sus necesidades. Y si el profesional lo considera bien, seguimos con la Escucha semanal igualmente, pero sin interferirnos nunca en la terapia del doliente.

¿Tanta necesidad hay de ser escuchado?

Muchísima. Las personas estamos acostumbradas a hablar y no escuchar, a querer poner soluciones inmediatas a todos los duelos, a juzgar. Todas estas actitudes son las contrarias a la Escucha: se trata de "acompañar", entender, empatizar en el dolor de la persona y ayudarla a que, desde sus propios recursos, encuentre el camino de vuelta a su felicidad anterior al momento de la pérdida. No dirigimos, no aconsejamos, y evitamos frases como "esto no es nada", "tú eres fuerte", "el tiempo lo cura todo". No lo hacemos porque, normalmente, eso no es verdad, tan solo son afirmaciones que muestran nuestra incapacidad para aceptar, entender o procesar el duelo. En el Centro hablamos sin juzgar, acompañamos sin guiar y convertimos a la persona con su dolor en el centro de nuestra atención.

¿Los duelos son siempre por pérdidas por muerte?

Aproximadamente en el 60% de los casos así es, pero el duelo sobreviene por otras pérdidas que no son necesariamente la muerte. Nuestras vidas están llenas de pérdidas y una buena gestión en la resolución de los duelos es fundamental para nuestra salud mental y nuestro equilibrio emocional.

Díganos algo de los otros duelos que parecen menos conocidos.

Pensemos, en primer lugar, en el duelo de los emigrantes. El emigrante vive generalmente en una pérdida continua: no ve su tierra ni sus colores, no tiene cerca a sus seres queridos, no los puede abrazar, no huele los olores de su vida, vive en un entorno cultural diferente que en ocasiones no entiende y, en muchas ocasiones, arrastra consigo una durísima historia, incluso un fracaso migratorio cuando las cosas en el destino no salen como esperaba.

Después tenemos un elenco de duelos sociales por pérdida de pareja o rupturas familiares, el duelo prenatal o perinatal, la pérdida de empleo, la pérdida de la vivienda. Son duelos que responden a circunstancias que, por habituales en nuestro entorno no nos damos cuenta que se sufren y mucho, en ocasiones, y

de los cuales todos hemos pasado por alguno de ellos. Si hemos de convivir con los duelos, conviene saber tratarlos.

¿Cuál fue el motivo inicial de la puesta en marcha del Centro de Escucha?

En la parroquia de San José Obrero tenemos un promedio de más de 130 entierros al año. Esto supone que cada 3 días tenemos una nueva familia de luto y, en ocasiones, con duelos complicados, especialmente cuando muere alguien joven, o de accidente. A menudo, la dificultad para procesar un duelo, depende de la fuerza del vínculo afectivo con la persona fallecida. Aquí encontramos la raíz, el fundamento de la creación del CESJO. Luego empezamos a descubrir la fuerza de los otros duelos de la vida que hemos mencionados anteriormente

¿Cómo se presenta el futuro para el CESJO?

Nosotros somos una realidad pastoral parroquial, no tenemos pretensiones de expansión, sino de servicio, formamos parte de la Red de Centros de Escucha Mundial de los Religiosos Camilos y, en nuestro caso, contamos con la colaboración de Cáritas Diocesana de Tarragona. Tal vez Cáritas tenga intención de abrir otros centros de escucha, nosotros no.

¿Y qué maneras hay de contactar con CESJO?

El teléfono del CESJO +34 695 272 211 está operativo desde las 9 AM hasta las 9 PM.

¿Es necesario pertenecer a la parroquia para ser atendido?

En absoluto. Si se requiere se pueden hacer escuchas a domicilio (para personas impedidas que no puedan salir de casa, a hospitales para visitar paliativos o familiares que necesiten comenzar a elaborar un duelo anticipado…). También, y esto lo digo conociendo el alcance mundial de esta publicación, se puede acompañar mediante Skype en casos de escucha a distancia. Todo dependerá de las necesidades del doliente.

¿Es la Escucha un servicio religioso?

El Centro de Escucha San José Obrero de Torreforta, CESJO, está conformado en la actualidad por 10 Voluntarios, casi todos ellos miembros de la comunidad parroquial, pero, en ningún caso somos una actividad religiosa, sino una actividad al servicio de toda la sociedad que, siguiendo la línea de todos los centros de escucha, acompañamos a la persona que sufre desde la más estricta aceptación incondicional, nuestro único objetivo es acompañarle a restaurarse, a recuperar, hasta donde se pueda hacer después de un duelo, su felicidad.

Para usted como diácono, ¿Qué le supone coordinar este Grupo de Voluntarios a la Escucha?

La satisfacción de ejercer el ministerio al que fui llamado entrando directamente en las periferias de la persona, mostrar el Rostro Misericordioso del Padre imitando en lo posible al Cristo que no ha venido a ser servido, sino a servir.

Para contactar con CESJO, pueden hacerlo mediante correo electrónico a la dirección: fjalvarez@arqtgn.cat o llamando al teléfono: +34 695 272 211.

Muchas gracias D. Francisco Javier por esta información que a buen seguro ayudará a las personas que reciben este boletín "Servir en las periferias" pues este servicio es, verdaderamente, "servir" en las periferias de nuestro mundo.