La diócesis de Goya celebrará el Día del Diácono este sábado

El obispo diocesano Ricardo Faifer junto al obispo coadjutor Adolfo Ramón Canecín, presidirán un encuentro para celebrar un nuevo aniversario de la Escuela de Ministerios y el día del diácono en la casa de retiros San Liborio de la localidad de Solari el sábado 8 a partir de las 9. Se reunirán junto a los obispos los diáconos permanentes.
El encuentro diaconal se iniciará con la oración a cargo del diacono permanente Rubén Mazetto, luego abordará la “Vida Diaconal” donde se escucharan testimonios la vida ministerial.
A mediamañana se prevee el desarrollo de unTaller sobre el Diacono al Servicio de la Comunidad, que coordinarán los diaconos Manuel Alonso y José “Leto” Requena de la parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”.
Las actividades continuarán con la exposición sobre el «Año de la Misericordia» a cargo del diacono permanente Armando Leguizamón de la parroquia “Nuestra Señora del Rosario” de Goya.
Al mediodía compartirá un almuerzo y alrededor de las 16 esta prevista la celebración de la Eucaristía, presidida por el obispo diocesano monseñor Ricardo Oscar Faifer y concelebrada por el obispo coadjutor monseñor Adolfo Canecín y por el Vicario General monseñor Luis María Adis (director de la Escuela de Ministerios y de diaconado permanente) junto a los sacerdotes diocesanos, finalmente compartirán un chocolate.
El 10 de agosto, se celebra el día del diacono en honor a San Lorenzo, uno de los diáconos de la iglesia romana, víctima de la persecución del emperador Valeriano en el año 258, al igual que lo fueron el Papa Sixto II y muchos otros clérigos romanos.
Acompañemos a nuestros diáconos, especialmente en este día, orando por ellos y sus familias para que “el ejemplo del Diácono San Lorenzo, caído en la tierra como semilla dispuesta a dar abundante fruto, les conceda proclamar a Jesús, Nuestro Señor, con firmeza y valentía, con generosidad y constancia heroica”.
El 10 de agosto del mismo año, Lorenzo también sufrió la muerte de un mártir. El instrumento de su tortura, una parrilla, se convirtió en distintivo de su triunfo, siendo enterrado su cuerpo en el cementerio de Campo Verano, que desde entonces fue llamado con su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.