120 Mártires de Persia

#_LOCATIONMAP

Fecha/Hora
Date(s) - 04/04/2020
12:00 am

Categorías No Categorías


120 Mártires de Persia. 4 de abril.

Idiacono 120gnoramos los nombres de estos mártires (s. IV), pero, según la tradición, en el reinado del rey Sapor II de Persia, más de cien cristianos fueron martirizados el mimo día, en Seleucia de Tesifonte.  Entre ellos, había nueve vírgenes consagradas a Dios; el resto eran sacerdotes, diáconos y monjes.  Como todos se negasen a adorar al sol, fueron encarcelados durante seis meses en sucias prisiones.  Una rica y piadosa mujer, llamada Yaznadocta les ayudó, enviándoles alimentos. A lo que parece, Yaznadocta se las arregló para averiguar la fecha en que los mártires iban a ser juzgados.  La víspera, organizó un banquete en su honor, fue a visitarles en la prisión y regaló a cada uno un vestido de fiesta. A la mañana siguiente, volvió muy temprano y les anunció que iban a comparecer ante el juez y que aún tenían tiempo de implorar la gracia de Dios para tener el valor de dar su sangre por tan gloriosa causa.   Yaznadocta añadió:  “ En cuanto a mí, os ruego que pidáis a Dios que tenga yo la dicha de volver a encontraros ante su trono celestial”.

El Juez prometió nuevamente la libertad a los mártires, con tal de que adorasen al sol, pero ellos respondieron que los vestidos de fiestas que llevaban eran la mejor prueba de que estaban dispuestos a dar la vida por su Maestro. El juez les condenó  a ser decapitados.  Esa misma noche, Yaznadocta consiguió recuperar los cadáveres y los quemó para evitar que fuesen profanados.

Aunque no hay en esta narración los elementos milagrosos que generalmente despiertan sospechas en los críticos, contiene sin embargo algunos detalles improbables: como lo demostró el P. Peters (Analecta Ballandiana, vol. XLIII, 1925, pp. 261-304, el ciclo de las actas de los mártires de Adiabene, al que este relato pertenece, no siempre es fidedigno.  E. Assemani publicó por primera vez el texto sirio den Acta Martyrum Orientalium, vol. I, P 100; también lo publicó Bedjan sin traducción.  El. P: Delehaye publicó las antiguas versiones griegas en Patrología Orientalis, vol. II (1905). Ver la traducción francesa en H. Leclercq, Les Martyrs, vol. III.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.