El Papa firma en Loreto la Exhortación Apostólica del Sínodo sobre los jóvenes

El Papa Francisco ha firmado en Loreto la Exhortación Apostólica sobre el Sínodo de jóvenes que se celebró del 3 al 28 de octubre de 2018. Bajo el título «Vive Cristo, esperanza nuestra», el pontífice ha puesto la rúbrica al finalizar la Santa Misa en el santuario de la Virgen de Loreto. El texto de la exhortación sobre «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional» se va a publicar en los próximos días.

Concretamente, el texto verá la luz el próximo 2 de abril. Así se desprende de un tweet que ha publicado el portavoz de El Vaticano, Alessandro Gisotti.

La exhortación apostólica postsinodal recoge las reflexiones y disposiciones del pontífice tras la celebración de la asamblea con los obispos en el Vaticano. Esta exhortación surge de forma similar a «Amoris laetitia», como fruto de una asamblea con los obispos, en esa ocasión, sobre la familia.

La Eucaristía que ha presidido el santo padre se ha sumado a otras visitas históricas a este lugar mariano. Otros papas, como San Juan XXIII, también visitaron la Santa Casa para ofrecer textos de trabajo de la Iglesia de gran importancia como el Concilio Vaticano II.

Este refrendo del papa entra en la historia por haber sido fuera de Roma. Es la segunda vez en la historia que un documento oficial se firma lejos de Ciudad del Vaticano. El primero en hacerlo fue San Juan Pablo II. El pontífice polaco hizo pública su encíclica «Ecclesia in Africa» («Iglesia en África») el 14 de septiembre de 1995. Por entonces, el pontífice polaco se encontraba de visita en Camerún, Sudáfrica y Kenia en su 67º Viaje Apostólico. Era el resultado de su reunión con los episcopados en el Sínodo de los Obispos dedicado al continente africano y a Madagascar.

Francisco ha saludado y mantenido un encuentro con los fieles, los religiosos capuchinos, hermanas clarisas, voluntarios de Unitalsi y personal del santuario, entre otros, con los que va a rezar también el Ángelus. Entre ellos, se encuentran los enfermos y voluntarios de Unitalsi, dedicados a su cuidado.

El arzobispo de Loreto, Monseñor Dal Cin, valoró este gesto del papa en Radio Vaticana Italia: “Los enfermos han sido importantes desde el principio para Loreto, porque la historia confirma que fueron los enfermos los que fueron llevados y descubrieron la realidad mística y prodigiosa de la Santa Casa. A partir de ahí comenzaron los santuarios. Al principio la Santa Casa estaba situada en las colinas de Loreto y a lo largo de los siglos esta gran peregrinación de enfermos ha tomado diversas formas con Unitalsi y con otros grupos que se encargan del acompañamiento a los enfermos”.

Fuente: https://www.cope.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.