Diócesis de Teruel y Albarracín, España: Ministerios laicales a candidato al diaconado permanente

El próximo 17 de junio, a las 6 de la tarde, en la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Calamocha, nuestro obispo Antonio Gómez Cantero instituirá en los ministerios eclesiales de lectores y acólitos a tres miembros de nuestra Iglesia Diocesana. Se trata de dos seminaristas mayores que ya han concluido sus estudios teológicos en el Seminario Nacional de la Ceja, en Colombia, y en el Centro de Estudios Teológicos de Aragón, el CRETA de Zaragoza: Freddy NarváezWilberto Posadas. Freddy está en etapa pastoral en Albarracín y Wilberto en Calamocha. Ambos se están preparando para ser presbíteros al servicio de nuestra Diócesis. A ellos se une en la recepción de este encargo ministerial Vicente Iserte, un laico comprometido de la parroquia de Rubielos de Mora, que ha sido llamado a ser diácono permanente. Para ello se ha preparado con la formación sistemática del Instituto de Estudios Teológicos “San Joaquín Royo” de una forma ampliada. Los tres van a recibir estos dos ministerios de lectorado y acolitado para ejercitarse en el servicio de la Iglesia, como paso previo a la recepción del sacramento del Orden Sagrado.
El ministerio de lectores es un servicio a la Palabra de Dios y consiste en proclamar la Sagrada Escritura en la asamblea litúrgica, a excepción del Evangelio que se reserva al Orden Sagrado. También dirigen el canto y la participación de la asamblea litúrgica, instruyendo a los que van a recibir los sacramentos y  a los que ocasionalmente hayan de proclamar la Palabra de Dios en la liturgia. Este ministerio exige aspirar constantemente a seguir los pasos de Jesucristo, como auténticos discípulos suyos, y meditar asiduamente la Sagrada Escritura para conocerla mejor.

El ministerio de acólitos es un servicio al altar y consiste en ayudar a los diáconos y presbíteros en la acción litúrgica, principalmente en la Eucaristía, y en instruir a los fieles que eventualmente ayudan en la liturgia. También son ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión en las celebraciones y en la distribución de la misma a los enfermos en sus casas, hospitales o residencias de ancianos. También pueden exponer el Santísimo Sacramento de la Eucaristía para su adoración pública, excluyendo la bendición con el mismo. Este ministerio exige ofrecerse diariamente a Dios en la oración y en la acción ordinaria, y estar cerca del Pueblo de Dios, especialmente de los necesitados, también de los jóvenes y ancianos. Por supuesto, el acolitado requiere una especial sensibilidad litúrgica.

El próximo domingo, 17 de junio, será una verdadera fiesta diocesana, que se realizará en Calamocha, parroquia donde está Wilberto.

Inicio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.