Diócesis de San Francisco de Macorís, República Dominicana: Nuevo diácono Permanente

El obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís, Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, ordenó dos diáconos en el marco de la eucaristía que ofició en la catedral Santa Ana la mañana del domingo 20 de octubre.

En la ocasión Mejía Vallejo dispuso el envío de miles de evangelizadores con instrucciones de recorrer toda la diócesis anunciando el evangelio. Esta decisión está inspirada en cumplir uno de los mayores deseos del Papa Francisco de “la Iglesia en salida”, misión que sin lugar a dudas contribuirá a dinamizar la grey, afirmó.
En su homilía Mejía Vallejo resaltó los motivos que hicieron grandioso y especial el pasado sábado 19 de octubre. “Primero, hoy iniciamos uno de los mayores deseos del Papa Francisco, “la Iglesia en salida”, por lo que hacemos el envío de millares de bautizados conscientes de su papel misionero y en segundo lugar instituimos con el ministerio del lectorado y del acolitado a los seminaristas Kelvin José Brito, de la parroquia de Jaya, a Gerson Núñez y a Misael Amparo de la Cruz de la parroquia de Las Gordas de Nagua.

El obispo Mejía Vallejo confirió la ordenación de diácono transitorio al seminarista Jorge Luis Frías Castillo, de la parroquia María Madre, y al diaconado permanente Daniel Pérez Brito de la Parroquia San Vicente de Paúl.
El jerarca católico expresó “para hacer frente a los desafíos de estos tiempos frutos del individualismo, la división de la familia, las distintas corrupciones con su consabida inseguridad y aumento de la delincuencia, el incremento de la pobreza, la proliferación del juego de azar, el aumento de divorcios y madres solteras, la indiferencia de tantos cristianos tibios que no dan el menor ejemplo de su fe, es por lo que la Iglesia peregrina en nuestro país, hemos tomado la sabia decisión de iniciar en este mes de octubre una misión bíblica, que se haga presente en todas las familias, en el trabajo, en todas las actividades que realicemos y donde quiera que estemos”.

Al referirse a los diáconos ordenados y seminaristas que recibieron sus respectivos ministerios, el alto prelado los felicitó tras resaltar que el Señor se ha fijado en cada uno para hacerlos partícipe de su amor y de su misión. “Siéntanse orgullosos por tan grande distinción; fue Cristo quien los llamó a través de su Iglesia, para eso les pone muy claro cual es la función de los diáconos como expresa la Constitución Lumen Gentium Núm. 29. “Fortalecidos con el don del Espíritu Santo ayudarán a su obispo y a su presbiterio en el anuncio de la palabra de Dios, en el servicio del altar y en el ministerio de la caridad mostrándose servidores de todos”.
Monseñor Mejía Vallejo afirmó que “como ministro del altar, proclamarán el evangelio, prepararán el altar para el sacrificio de la celebración de la Eucaristía, esta y las demás funciones a desarrollar deben hacerlas con la vocación y entrega de auténticos servidores que fueron enviados por el mismo Señor Jesucristo”.

Por: Dionicio Núñez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.