El obispo Adolfo Canecin, concedió la admisión a las Sagradas Ordenes del Diaconado Permanente al acolito Esteban Fabián Ojeda de la parroquia San José Obrero de Goya. Presidió la misa, acompañado por el presbítero Ariel Giménez en la Vicaria Sagrada Familia del barrio 9 de Julio.   

Con el rito de admisión, los candidatos al diaconado permanente expresan públicamente su propósito de continuar formándose para servir a Cristo y a la Iglesia. La admisión  constituye un paso previo a la ordenación diaconal. Se realiza cuando consta que el propósito de los aspirantes, apoyado en las cualidades necesarias, ha alcanzado suficiente madurez.
Esta, en la persona del obispo o un sacerdote delegado por él, acepta este propósito y los bendice.
En la actualidad, los diáconos permanentes se forman  en la Escuela de Ministerios y de Diaconado Permanente “San Lorenzo” que funciona en la casa de ejercicios espirituales San Liborio de Solari.

Monseñor Adolfo Canecin recordo que la gente siempre buscará en ellos las cosas de Dios, por lo que ellos deben estar “llenos de Dios” para poder transmitirlas. A la celebración, asistieron numerosos fieles de las diversas parroquias y los familiares.

Tomado de: http://www.diarioprimerahora.com/