El obispo-prelado de Deán Funes, Mons. Gustavo Zurbriggen, se visitó la localidad de San Francisco del Chañar, departamento Sobremonte de la provincia de Córdoba, en cuya sede parroquial presidió el domingo 28 de febrero la Eucaristía en la que designó al nuevo Equipo Misionero que tendrá a su cargo la administración parroquial y al diácono permanente Héctor Muiño encargado de la cura pastoral y administrativa de la parroquia San Francisco Solano.

El obispo-prelado de Deán Funes, monseñor Gustavo Gabriel Zurbriggen, se trasladó a la localidad de San Francisco del Chañar, departamento Sobremonte de la provincia de Córdoba, en cuya sede parroquial presidió el domingo 28 de febrero la Eucaristía en la que designó al nuevo Equipo Misionero que tendrá a su cargo la administración parroquial y al diácono permanente Héctor Luis Muiño encargado de la cura pastoral y administrativa de la parroquia San Francisco Solano.

Esta parroquia atiende pastoralmente a más de 12 localidades rurales donde viven unos 2.300 habitantes, católicos en un 90 por ciento, dispersos en un territorio de 3.000 kilómetros cuadrados.

También designó al presbítero Martín Márquez capellán de la parroquia y al sacerdote redentorista Alberto Ulrich, párroco emérito, luego de 15 años al frente de la comunidad parroquial.

La celebración se llevó a cabo en un clima festivo y contó con la presencia de mucha gente de las localidades que conforman la parroquia, esperanzadas con este nuevo impulso misionero y comunitario.

El diácono Muiño, en su alocución ante los fieles resaltó "la importancia de formar verdaderas comunidades centradas en Jesús, pastoreándose entre todos" y su deseo, junto con el padre Martín, es "poder ser buenos pastores y guías para esta porción de la Iglesia en el norte cordobés".