El diácono Víctor Pimentel es el director de la Oficina del Diaconado Permanente de la  de la Arquidiócesis de Miami. Es  por lo tanto el responsable de la formación y acompañamiento de los aspirantes y candidatos al diaconado permanente en aquella archidiócesis. Es además director espiritual del movimiento "Matrimonios en Victoria" desde el año 2003.

Este movimiento, nacido en Guatemala, está diseñado para el fortalecimiento del vínculo matrimonial, pero como dice Pimentel:  "cada vez se ven más y más matrimonios en crisis por lo que está sucediendo en la sociedad, pero nosotros estamos preparados”.

El mes pasado se ha celebrado el veinteavo aniversario del movimiento en la archidiócesis de Miami, estando presentes sus fundadores el matrimonio   Beatriz   y  John  Harriman. La celebración tuvo su punto álgido en la Eucaristía presidida por el arzobispo Thomas Wenski en la Catedral de Santa María. 

Con este motivo el diácono Pimentel recordó que los divorciados vueltos a casar son siempre un tema muy sensible para la Iglesia que el Papa Francisco ha tocado. “Ellos son católicos cristianos que no se pueden ignorar, no que se ignoraban en aquel entonces, pero hace 20 años no teníamos esa misma dirección, esa sensibilidad, pero era real, ya existía”.

El movimiento integra del que es director espiritual Pimentel acompaña a las parejas en la comunidad para que puedan caminar acompañados y no solas, con una frase guía “otros matrimonios lo han logrado, por ello nosotros podemos”,

Tomado de: https://www.miamiarch.org/CatholicDiocese.php?op=Article_la-esperanza-del-matrimonio-y-la-familia_S