Diacono José Arévalo de la diócesis de Guarenas -Venezuela-: “Gesto de Solidaridad”

“Los cuadros de necesidad y miseria que se vieron son muy dramáticos: personas mayores y jóvenes con enfermedades crónicas e impedimentos físicos muy fuertes; personas que fueron abaleadas y están postradas en una cama; hombres y mujeres que han quedado viudos y sin hijos, y que ahora viven gracias a la caridad de los vecinos. A ese grupo de personas estuvo destinado el ‘Gesto de Solidaridad’, implementado por la Conferencia Episcopal de Venezuela y Cáritas de Venezuela, desde el pasado 30 de mayo”.

Así describió el diacono permanente José Arévalo, responsable de la Parroquia “San José” de Las Clavellinas, en la Diócesis de Guarenas, la situación que observó durante la entrega del “Gesto de Solidaridad” en la comunidad bajo su cargo pastoral. La iniciativa se cumplirá entre el 30 de mayo y 13 de junio, esperando entregar víveres y provisiones para la alimentación de los más necesitados en medio de la pandemia del Covid-19.
Arévalo explicó que junto a “ministros de la iglesia parroquial” recorrieron casa por casa para llevarles el kit de alimentos donados por Cáritas de Venezuela a los vecinos escogidos de acuerdo a su alto nivel de necesidades. “La escogencia para la entrega se hizo de acuerdo a las sugerencias de los grupos de apostolado porque son quienes mejor conocen dónde están los puntos de mayor necesidad, las familias que tienen personas postradas y enfermas, y quienes están imposibilitados de trabajar por la edad o que están solas”.

Aunque José Arévalo fue bombero hasta su jubilación, y está acostumbrado a las condiciones de trabajo más apremiantes, no dejó de mostrar sensibilidad y sorpresa por los cuadros de pobreza y necesidad personal encontrados en Las Clavellinas. “Para mí fue una experiencia, aunque muy bonita también muy dolorosa, porque quisiéramos ayudar a más familias y personas que viven solas”.

De acuerdo con la información aportada, la Diócesis de Guarenas cuenta con su Cáritas diocesana a cargo del padre Aly Benítez, instancia responsable de hacer llegar los 30 kit de alimentos, de entre 6 y 10 kilogramos, a cada parroquia de esta iglesia mirandina.
800 kits de alimentos en cada diócesis

En efecto, se trata de una iniciativa promovida en medio de las acciones propias que desarrolla la gestión nacional de Cáritas a través de sus diócesis y parroquias, proyectando crear un hito en el tema alimentario y exhortar a otros entes y sociedad civil que deseen sumarse a la misión en la que “juntos podemos alimentar y asistir a más necesitados”, dice la organización social. “Consiste en entregar una ayuda compuesta por alimentos a personas vulnerables en todo el país. Estas entregas se desarrollan en las circunscripciones eclesiásticas que han dispuesto la infraestructura de las Cáritas diocesanas, quienes a su vez, sondearán las parroquias para identificar a las personas y grupos familiares más necesitados, de manera que la ayuda llegue directamente a sus hogares”, dice Janeth Márquez, directora nacional de Cáritas Venezuela.

Márquez enfatiza en que esta es una ayuda para acercarse a los ciudadanos en estado de especial vulnerabilidad; detalla que este gesto “comprende la entrega de un kit de 6 alimentos en toda Venezuela”. Es una actividad que comenzó el 30 de mayo y se realizará hasta el 13 de junio, y “que busca entregar 800 kits de alimentos en cada diócesis, y que al final estaremos haciendo una actividad donde entregaremos 20 mil kilos de alimentos: 20 toneladas de amor, 20 toneladas de solidaridad”.

En las circunstancias actuales “es muy difícil decidir quién está más vulnerable”, reconoce la directora de la Pastoral Social, sin embargo desde las Cáritas Parroquiales han podido sondear en el trabajo directo con las comunidades quiénes son los que más necesitan. Janeth Márquez: Es una caricia de la Iglesia Católica

“Este gesto es para el más vulnerable, y además, tiene varios objetivos: 1. Ser la caricia de la Madre Iglesia con todas las personas que hoy necesitan, 2. Animar a otros, al empresariado, a otras ONG a que se hagan solidarios, no con lo que les sobra, sino con lo que tienen para ofrecer a los que hoy necesitan; y el otro objetivo es que con este gesto salimos de la Iglesia, y nos conseguimos con el necesitado en su casa, en el barrio, en la comunidad; hay que tocar la puerta y ahí podemos ver qué es lo que está pasando en nuestro país, y podemos de alguna manera dialogar con la gente y escuchar, pues sus alegrías, pero también sus problemáticas”.

Con este “Gesto de Solidaridad” Cáritas en el territorio nacional se dispone a acompañar, atender y además escuchar cuáles son los lamentos de nuestro pueblo, a manera de responder a este diálogo con la programación de nuevas actividades.

Prensa CEV
Nota de prensa El Guardián Católico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.