El obispo auxiliar de Barcelona (España), Sebastià Taltavull, finaliza el curso con los diáconos

Tomado de: http://www.esglesiabarcelona.cat/

Enviado por: Montserrat Martinez

Los diáconos, reunidos en el Colegio diaconal de Barcelona y sus esposas celebraron el fin de curso con una eucaristía presidida por el obispo Sebastià Taltavull en la parroquia de Crist Redemptor

 

El obispo Sebastià Taltavull, responsable de los diáconos de la Archidiócesis, presidió la celebración de la eucaristía en la parroquia de Crist Redemptor, en el barrio del Guinardó, concelebrada por el rector Mn. Jordi Cussó y los diáconos, muchos de ellos acompañados de sus esposas. En una vivida y emotiva celebración de la eucaristía, el obispo Sebastià recordó a los diáconos, siguiendo la homilía que el Papa Francisco leyó en Roma durante el Jubileo de los Diáconos, que su ministerio está vinculado a la caridad y a la disponibilidad. “No sois hombres de mirar el reloj, de horarios, de calendario, vuestra vida ministerial – les dijo – no es como si imitaseis a los presbíteros. Tenéis un ministerio y carisma propio que es un don de Dios para la iglesia de Barcelona y que debemos profundizar y potenciar. Por eso os invito a que con vuestro testimonio penséis en hombres que puedan ser llamados al servicio diaconal por el bien de la nuestra Iglesia diocesana”.

Cena de fraternidad

Una pequeña cena, en el patio de la parroquia, concluyó la jornada, donde el fresco del atardecer permitió a todos gozar de un buen espacio de compañía, compartir y hermandad. Así, el viejo adagio de “misa y mesa” fue de nuevo realidad compartiendo la fe y la amistad.

El próximo curso los diáconos lo iniciarán con unos Ejercicios Espirituales a primeros de septiembre en la casa de ejercicios de Tiana, dirigidos por el obispo Taltavull, y harán tres encuentros de formación permanente, ya programadas, a lo largo del curso.