La paternidad le llevó a querer ser diácono «y el obispo me animó»

El laico Luis Enrique Álvarez Figueira será ordenado diácono permanente. Actualmente ejerce de profesor de filosofía en el I.E.S Santa Irene, está casado y es padre de familia, lo que le llevó a replantearse su relación con la Iglesia. Tras su nombramiento podrá ejercer la liturgia, la palabra y la caridad, y la formación permanente, no la Eucaristía.

El diácono permanente es una figura de ayuda y apoyo para presbíteros y obispos que fue muy común entre los primeros cristianos. Para su nombramiento necesitan una formación doctrinal de cuatro años, y en el caso de estar casado, como Álvarez, una edad mínima de 35 años y el consentimiento de su esposa. La Diócesis de Tui-Vigo cuenta con cuatro diáconos permanentes, a los que el domingo se sumará Luis Enrique Álvarez, que previsiblemente desarrollará sus funciones en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, donde ya lo ha hecho hasta el momento.

¿Por qué ha decidido ser diácono ahora?
No lo he decidido ahora. Es un proceso que lleva un tiempo, yo lo inicié en 2013, fue una llamada de la Iglesia. Estoy casado y ser diácono surgió como respuesta a mi paternidad, cuando nació mi hija. Me pregunté cómo podía ser mejor padre, y me lo planteé a través de la oración. Luego hablé con el obispo y me animó a ello.
¿Qué funciones cumple ahora en la parroquia?
Ahora estoy en la Parroquia del Carmen. Fui el encargado de la liturgia de una misa, estoy en el grupo pastoral de la salud, en que nos dedicamos a la atención de los enfermos, entre otras tareas.

¿Cuáles serán sus nuevas funciones como diácono?
El obispo me dirá donde hago falta y allí estaré, igual continúo en la misma Parroquia, en el Carmen. Las funciones propias del diácono tienen que ver con el servicio, a enfermos, en la catequesis, en Cáritas, la atención a familias, y otras tareas.

Fuente https://www.atlantico.net

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si das tu consentimiento entendemos que estas de acuerdo con nuestra política de protección de datos.