Sínodo de los Obispos 2018: Desarrollar la potencialidad del ministerio diaconal en la Iglesia
Diác. Gonzalo Eguía
Coordinador de Servir en las periferias
Bilbao, España, 1 de noviembre de 2018
Este domingo pasado ha terminado la XV Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se ha realizado en Roma del 3 al 28 de octubre, bajo el tema de "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".  Se acaba de conocer -en su versión italiana- el contenido del Documento Final  que los padres sinodales han aprobado, y han ofrecido a la consideración del Papa Francisco. A falta de una lectura sosegada del Documento y de un análisis del mismo, nos hacemos eco de lo que se refiere explícitamente al ministerio diaconal.
 
Más allá de lo relacionado en general con el ministerio ordenado, la referencia a este ministerio viene en el capítulo II dedicado a "El misterio de la vocación", en el apartado de "Vocación y vocaciones", en relación al ministerio ordenado el número 89 dice:

 "La Iglesia siempre ha tenido una preocupación particular por las vocaciones al ministerio ordenado, en la conciencia de que este último es un elemento constitutivo de su identidad y es necesario para la vida cristiana. Por esta razón, siempre ha cultivado atención específica para la formación y el acompañamiento de los candidatos para el presbiterio. La preocupación de muchas iglesias por su declive numérico requiere una reflexión renovada sobre la vocación al ministerio ordenado y sobre una pastoral vocacional que puede hacer que las personas sientan la fascinación de la persona de Jesús y su llamado a convertirse en pastores de su rebaño. También la vocación al diaconado permanente requiere mayor atención, porque constituye un recurso que aún no ha desarrollado todo su potencial".

Desde el Equipo Coordinador y de Redacción de Servir en las periferias recibimos esta referencia de los padres sinodales con inmensa alegría. Quienes conocen el servicio que ofrece nuestra web e informativo saben perfectamente que llevamos muchos años solicitando a la Iglesia que desarrolle este ministerio en todas sus potencialidades, valga como uno de los múltiples ejemplos que pudiéramos citar la Editorial del mes de mayo pasado. Al cumplirse el cincuenta aniversario de las primeras ordenaciones de diáconos permanentes tras el Concilio Vaticano II, decíamos: 
"Han transcurrido cincuenta años, podemos preguntarnos qué quiere decir que el ministerio diaconal es el "pariente pobre de los ministerios ordenados", ¿hará referencia a que se trata de un ministerio ordenado no suficientemente valorado o reconocido?,  ¿tendrá que ver con las potencialidades de este ministerio, aún no descubiertas o desarrolladas suficientemente en las iglesias locales y en la pastoral de conjunto de las mismas?".
Aunque en ocasiones estamos acostumbrados a que no sea así, los padres sinodales incorporan la cuestión del diaconado  permanente bajo el epígrafe del "ministerio ordenado". En el marco del objetivo general del Sínodo -juventud, fe y vocación-, es necesaria una lectura transversal del Documento en la que se pueda comprender lo relativo al ministerio diaconal dentro del ministerio ordenado, pero en relación con el artículo 89 del Documento Final que estamos comentando, los padres sinodales manifiestan la "preocupación por las vocaciones" al ministerio presbiteral -fundamental para la presidencia de la Eucaristía- y diaconal, reconociendo que los dos ministerios son "un elemento constitutivo de su identidad y es necesario para la vida cristiana", y puntualizando que el ministerio diaconal requiere "atención" y "desarrollo" en su potencialidad.  
 
En la Editorial del mes de septiembre pasado nos hacíamos eco de lo que  el "Anuario Pontificio" del año 2018, y el "Annuarium Statisticum Ecclesiae" del año 2016 denominaba como un "fenómeno" al referirse al diaconado permanente, ahora los padres sinodales se refieren a este ministerio como un "recurso", pareciera que la mirada caduca que consistía en reflexionar sobre la conveniencia de este ministerio queda atrás, y que los padres sinodales miran al futuro reclamando una atención mayor y un desarrollo de todas las posibilidades de este ministerio eclesial. Las orientaciones que los padres sinodales señalan debieran de tener también sus conclusiones prácticas en los programas de pastoral juvenil, y en los proyectos vocacionales al diaconado permanente de las diócesis del mundo.
 
El Informativo recoge el discurso del Papa Francisco a los peregrinos de El Salvador con ocasión de la canonización de Monseñor Romero. En el número tres de nuestro Informativo rogamos al entonces nuevo beato, que intercediera ante el Señor por todos los diáconos del mundo, sus familias, y a quienes dirigen su ministerio, es especial las y los empobrecidos. Hoy volvemos a orar: San Romero de América y del Mundo, ruega por nosotros. 
 
Aportamos varias noticias relacionadas con la realización de Encuentros Nacionales de diáconos en varios países. Entre el 22 y 26 de octubre ha tenido lugar en Cuba en Congreso de diáconos permanentes de aquel país. Entre los días 25 y 26 de octubre ha tenido en cuenta en Jalisco el XIV Encuentro Nacional del diaconado permanente. Así mismo se han conocido las convocatorias del Encuentro nacional  de los diáconos de Colombia, a realizar los días 10 y 11 de noviembre, y el de los diáconos de España que tendrá lugar en la archidiócesis de Toledo entre los días 6 y 9 de diciembre.  
Desde los Estados Unidos de América recogemos una interesante reflexión sobre la "Historia de la Asociación Nacional de los diáconos católicos negros" de aquel país.  
Son cuatro los artículos que se refieren a la "Mujer": la entrega a María Calero, viuda del diácono Fabián García, de la Medalla Pro Ecclesia Malacitana en España, las palabras del Cardenal Schönborn sobre la posibilidad de ordenar diaconisas en un futuro, y las reflexiones sobre este tema de Sara Butler y  Dominic Cerrato.
Incorporamos la cuarta entrega de “El Diácono a la luz de la Evangelii Gaudium” del diácono italiano Enzo Petrolino, y la segunda y tercera de la serie "Diaconado político" del diácono Alberto Jaimez.  En relación con la formación diaconal  se ofrece la reflexión "Papel de la Virgen María en la formación de los diáconos", de la Oficina del diaconado de la archidiócesis de Kansas City en Kansas (EEUU) .
En el apartado de "Testimonios" destacan los de la experiencia de Bernardo y Ángela María, un matrimonio bogotano, tras su participación en el Encuentro Mundial de Familias de Dublín, el nombramiento del estudioso y promotor del diaconado permanente Fray José Gabriel Mesa Angulo, OP., como capellán de la Presidencia de la República de Colombia, así como varios artículos de las secciones  "Conoce al diácono" y "Conoce la escuela diaconal".
En este día de Todos los Santos tomamos prestadas las palabras del Papa Francisco en su recién publicada Exhortación Apostólica "Gaudete et Exsultate", que en su número 14 nos recuerda que la llamada a la santidad es a cada ser humano, en su estado de vida, en su situación vital, deseo que compartimos con todos los amigos y amigas de Servir en las periferias: "Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra. ¿Eres consagrada o consagrado? Sé santo viviendo con alegría tu entrega. ¿Estás casado? Sé santo amando y ocupándote de tu marido o de tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia. ¿Eres un trabajador? Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos. ¿Eres padre, abuela o abuelo? Sé santo enseñando con paciencia a los niños a seguir a Jesús. ¿Tienes autoridad? Sé santo luchando por el bien común y renunciando a tus intereses personales".

En nombre del Equipo Coordinador y de Redacción, un abrazo fraterno.

Gonzalo Eguía

Fotografía de portada: www.synod2018.va