Como viene siendo habitual, esta noche los participantes en el Encuentro tomarán parte en la celebración litúrgica de la Vigilia de la Inmaculada.

«En María resplandece el amor de Dios»

Sencillez y servicio han sido dos de las cualidades que el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha destacado de la Virgen María. La Vigilia de la Inmaculada ha servido al pastor de la diócesis para señalar que en ella «resplandece el amor de Dios». Un amor que se trasluce en su respuesta al plan salvador de Señor, su «bellísima e inigualable sencillez» y su «entrega generosa a los demás». «María podría haberse quedado saboreando el don especial que Dios hizo en ella y, sin embargo, se puso a prisa en camino para servir a su prima Isabel».

 

El servicio es una de las virtudes que el arzobispo ha implorado a la Madre de Jesús para todos los presentes y, de modo particular, para los diáconos permanentes. Mientras celebran su encuentro nacional en Burgos, don Fidel Herráez, ha dicho que ellos son «el servicio de Dios hecho sacramento» y les ha pedido imitar en sus vidas el ejemplo de entrega de la Virgen.

 

La vigilia ha contado con el testimonio de uno de ellos, venido de Santander, y una joven burgalesa. La oración ha concluido con la exposición del Santísimo Sacramento y posterior bendición solemne. Mañana, el arzobispo presidirá una eucaristía, en la que también participarán los diáconos del país, a las 12:00 del mediodía en la catedral.

Tomado de: https://www.archiburgos.es