"Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos"

Nos amó y se entregó por nosotros. Que aprendamos, en su seguimiento, a dar la vida por quienes nos necesitan.

 

"Es fácil llevar a Jesús en el pecho, lo difícil es tener pecho, coraje para seguir a Jesús".

Monseñor Pere Casaldáliga